Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2006 12:00:00 AM

Mentiras en la ciencia

Mejor actor
Un estudio de Andrew Wakefield en 1998 vinculaba la vacuna triple viral con casos de autismo. En 2004 se comprobó que era un fraude y que el científico había recibido 55.000 libras de una institución que quería emprender medidas legales contra los laboratorios que fabrican esas vacunas.
Mejor película
El médico y científico noruego Jon Sudbo publicó en octubre de 2005 la confirmación de su hipótesis sobre la reducción de riesgo de cáncer bucal para fumadores que consumieran antiinflamatorios. La semana pasada reconoció que los 454 pacientes en los que basó su supuesto estudio no existen, y que incluso algunos fueron 'asesinados' imaginariamente, con su firma en las actas de defunción.
Mejor
fotografía
El coreano Hwang Woo Suk afirmó haber clonado células humanas. La primera prueba de su engaño fue descubierta en noviembre de 2005, cuando se reveló que él presentó la misma fotografía en dos trabajos diferentes.
Mejor guión
Investigadores del Lawrence Berkeley National Laboratory, de Estados Unidos, dieron a conocer en 1999 el descubrimiento del elemento 118 (el ununoctium), cuyo núcleo poseería 118 protones y 175 neutrones. En 2002 se proclamó que fue un error, pues Victor Ninov, quién hacía parte del proyecto inicial, fabricó los datos iniciales.
Mejor montaje
Jan Hendrik Schon, un investigador del laboratorio Bell en Nueva Jersey, fue descubierto en 2002. El científico de 32 años estudiaba la nanoelectrónica y había publicado en varias ocasiones en las revistas Nature y Science. Un comité evaluador reveló que Hendrick había inventado sus resultados en al menos 16 ocasiones. A pesar de que sus descubrimientos eran incomprensibles, Hendrick era visto con admiración por sus colegas.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com