ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/2/2016 12:00:00 AM

De nazi a matón del Mosad

Otto Skorzeny, alias caracortada, se convirtió en uno de los soldados más respetados de la SS. Por mucho tiempo fue el hombre más buscado de Europa, pero logró hacer un trato con Israel para limpiar su pasado.

Otto Skorzeny fue perdonado de crímenes con nazis por colaboración a Israel De nazi a matón del Mosad

El diario israelita Haaretz publicó un capítulo desconocido de la vida del nazi Otto Skorzeny, alias Caracortada. Este militó en la SS del Tercer Reich y fue famoso por su exitosa misión para rescatar al dictador italiano Benito Mussolini en 1943. Adolf Hitler lo consideraba un héroe, pero los aliados lo perseguían por ser “el hombre más peligroso de Europa”. Tras la guerra, sin embargo, no pagó por sus crímenes y, en 1975, murió tranquilo a sus 67 años en Madrid. Lo que nadie había entendido es por qué la justicia nunca actuó. Haaretz dice ahora tener la respuesta.

El Mosad, la agencia de inteligencia israelita, lo habría contactado para encargarle matar a un comerciante alemán llamado Heinz Krug, involucrado en el programa nuclear egipcio. Caracortada aceptó la misión para que lo sacaran de la lista de nazis buscados. En 1962 cumplió la tarea, pues ese año nadie volvió a saber del paradero de Krug.

EDICIÓN 1988

PORTADA

10 horas de terror

SEMANA revela las pruebas de cómo el peor amotinamiento carcelario de la historia del país, que dejó 23 muertos y 80 heridos, terminó en una masacre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1988

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall