arte

Revolución flotante

Desde el sábado 25 de octubre el Jardín Botánico José Celestino Mutis, de Bogotá, hospeda en su cascada a un huésped extraordinario.


Desde el sábado 25 de octubre el Jardín Botánico José Celestino Mutis, de Bogotá, hospeda en su cascada a un huésped extraordinario: la obra Casa Desorientada del artista Mateo López, en colaboración con Lucas Oberlaender y Benjamín Umaña. Se trata de un módulo flotante compuesto por panales de madera que encarna una casa imaginada: construida a escala real, es transitable y habitable. Pero pone patas arriba algunos principios esenciales de la arquitectura, pues carece de un terreno fijo y de orientación. Está continuamente a la deriva y compone así una reflexión sobre el azar y el paso del tiempo. La obra, exhibida en 2013 en la feria Art Basel, podrá verse hasta el 23 de noviembre y será el escenario de un concierto de instrumentos de viento, una coreografía y un recital de poesía. López es uno de los jóvenes artistas colombianos más sobresalientes de la actualidad.