Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/2008 12:00:00 AM

¡Tan diplomáticos!

En la pasada cumbre de Río, y en las gestiones de la OEA, los presidentes Álvaro Uribe y Rafael Correa se han comprometido a bajar el tono a sus declaraciones públicas. Aparentemente se les olvidó, como lo refleja la guerra de comunicados de las últimas semanas.

ECUADOR

“El gobierno de Colombia ha quedado una vez más como mentiroso y hasta en ridículo”.

“El presidente Álvaro Uribe intenta confundir al pueblo colombiano con el infundio de que el gobierno ecuatoriano apoya a las Farc, cuando la incapacidad para evitar el narcotráfico, los cultivos de droga, el paramilitarismo y la guerrilla, además de la narco-política y la para-política en la que se ha visto envuelto él y su gobierno, están justamente de su lado”.

“Por supuesto que tendríamos que reconocerla (las Farc) como fuerza beligerante y, ahí, convertirla en un interlocutor válido para, vía diplomática, vía política, tratar de alcanzar la paz”
 
COLOMBIA

“El gobierno colombiano supo que las Fuerzas Armadas de Ecuador fueron desautorizadas por el presidente Rafael Correa cuando adelantaban operaciones en contra de las Farc en territorio ecuatoriano”.
“El presidente Rafael Correa, por problemas políticos internos, quiere confundir al pueblo ecuatoriano inculcando nacionalismo contra Colombia, cuando el verdadero problema ha sido la permisividad con el grupo terrorista de las Farc, que es una amenaza para los pueblos de Colombia y Ecuador”.
“Consideramos que un país democrático no puede caer en la tentación de darle estatus a un grupo que ejecuta actos de terrorismo. Estuve secuestrado seis años por las Farc y doy fe a la comunidad internacional de la calidad de terroristas que son”, dijo Araújo.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.