Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/31/2013 1:00:00 AM

Yo pienso, tú te mueves

Conectar el cerebro humano a una máquina ha sido siempre una meta de las neurociencias.

Conectar el cerebro humano a una máquina ha sido siempre una meta de las neurociencias. Dos investigadores parecen ahora haber logrado algo más ambicioso: enlazar sus cerebros con la ayuda de internet. El experimento tuvo lugar hacer dos semanas en la Universidad de Washington, pero solo el pasado miércoles lo dieron a conocer. Es la primera vez que se logra transmitir impulsos nerviosos de una persona a otra y que el receptor ejecute las órdenes del emisor. 

Para el experimento, Rajesh Rao, uno de los científicos, se sentó a jugar un videojuego: la meta era disparar un cañón para destruir un misil. Mientras Rao se concentraba en apretar una tecla sin mover un dedo, unos electrodos registraron los impulsos de su cerebro y los enviaron por internet hasta el otro lado del campus. Allí esperaba Andrea Stocco, el otro investigador. Este último cargaba un inductor magnético que estimulaba zonas de su cerebro. Cuando llegó la señal de Rao, el inductor se activó y Stocco, involuntariamente, movió su mano y oprimió el botón correcto. “Fue como un tic nervioso”, dijo. Estas conexiones podrían ser de gran beneficio para enfermos de parálisis o para resolver emergencias remotamente.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.