Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/19/2007 12:00:00 AM

“El ‘culo e’ pollo’ dobló el edificio”

Alfredo del Hierro, ingeniero de la torre de la Escollera de Cartagena, explica por qué se torció el que iba a ser el edificio más alto de Colombia.

“El ‘culo e’ pollo’ dobló el edificio” “El ‘culo e’ pollo’ dobló el edificio”
SEMANA: ¿Por qué se torció la estructura metálica del edificio?
ALFREDO DEL HIERRO: Hace días en Cartagena hubo un fuerte vendaval, que se produjo por que los vientos del sur y el oeste se encontraron. Estos forman un violento torbellino que es llamado por los cartageneros ‘culo e’pollo’. El vendaval hizo que el edificio cogiera para un lado y para otro, porque el ‘culo e’ pollo’ no es un viento definido.

SEMANA: ¿Cuánto se torció?
A.D.H.: No tenemos el dato preciso. Estamos esperando un aparato que es el que nos puede dar con exactitud esa información. Hay muchas versiones, pero como es tan alta la torre, es impreciso decir que fue de tanto. Además, no fue hacia un solo lado. Como se trata de una figura geométrica, ésta giró un poco, lo que significa que hubo un pequeño desplazamiento en los cuatro sentidos.

SEMANA: ¿En qué parte exacta se vio afectado el edificio?
A.D.H.: Entre los pisos 18 y 35 se generó una leve curvatura.

SEMANA: ¿Cómo es el edificio?
A.D.H.: Es un edificio esbelto al que se le hizo un pilotaje a 36 metros, que es la profundidad de la fundación de la ciudad. Está sostenido por 58 pilotes, cuatro columnas en las esquinas, de un metro cada una, y seis columnas centrales de 60 centímetros cada una. El edificio pesa 2.500 toneladas y puede resistir hasta 12.000. El edificio está hecho para resistir vientos de 130 kilómetros por hora, tendrá 88 apartamentos y 200 parqueaderos.

SEMANA: ¿Qué están haciendo para corregir lo que sucedió?
A.D.H.: Estamos estabilizando la torre para que no aumente el daño, poniendo unas diagonales de acero en los ejes principales de la estructura de cada piso. Después de eso, procederemos, con mucho cuidado, a desarmar las piezas afectadas.

SEMANA: Frente a lo ocurrido, ¿no se podría pensar que en el futuro, ante un gran viento o un huracán, el edificio podría doblarse de nuevo?
A.D.H.: Pero una vez esté terminado, no tendrá ese tipo de problemas.

SEMANA: ¿Se confirman las preocupaciones de que se trata de un edificio de alto riesgo?
A.D.H.: Todos los rascacielos, mientras están en construcción, son de alto riesgo. Si hubiera estado terminado, no le habría sucedido nada.

SEMANA: ¿Va a haber algún cambio en el edificio?
A.D.H.: El edificio va en el piso 59 y faltaba por construir la torre del helipuerto, que en este momento están considerando no hacerla.

SEMANA: ¿Se han retirado clientes después de este accidente?
A.D.H.: No le puedo responder esa pregunta, yo respondo por la parte técnica, pero sin dudas hay clientes que tienen inquietudes.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.