Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/1/2003 12:00:00 AM

"Poeta desde el tuétano y hasta la inmolación"

Heriberto Fiorillo vuelve a sorprender a los lectores con una biografía del desaparecido poeta Raúl Gómez Jattin.

SEMANA: Usted no conoció personalmente al poeta Raúl Gómez Jattin, ¿qué lo atrajo tanto de este personaje como para dedicarle tres años de su vida a investigar la de él?

Heriberto Fiorillo: La poesía de ningún otro poeta colombiano había logrado estremecerme tanto. Eso fue lo primero. Después, enterarme del precio que estuvo dispuesto a pagar por la poesía: su vida entera. Y, claro, lo que pasaba en su mente, cargada de imaginación, de droga, musas y fantasmas. Nada más atrayente para un escritor que lo que ocurre en el interior de un personaje como Gómez Jattin.

SEMANA: Mucha gente ve a Gómez Jattin bajo la simple etiqueta de 'poeta maldito', ¿qué tan maldito y qué tan poeta era este autor?

H.F.: Poeta desde el tuétano y hasta la inmolación. No tiene par en Colombia. Maldito fue un adjetivo que le colgaron porque siguió a Rimbaud en su necesidad de desordenar los sentidos y dejar entrar la musa, así se le colaran a él ciertos demonios. O por su sino trágico, hallado en el dolor y buscado con cierta complacencia: "Soy el único escritor maldito que se acuesta temprano", solía decir Raúl en broma y maldecía en serio a quienes lo llamaban maldito.

SEMANA: ¿Cree que la enfermedad y el vicio hubieran terminado por impedir que Gómez Jattin continuara escribiendo?

H.F.: Al final, atizado por el vicio, la enfermedad no le daba tregua. Entonces, en medio de sus monólogos, decía que quería volver al teatro. Escribía a veces, pero versos sueltos, pensamientos breves, inocuos, a cambio de unas monedas. Los demonios ya no le dictaban poemas. Le dictaban quizá su propia vida. Sólo él y ellos lo saben.

SEMANA: ¿Cuál es el poema o el trabajo que más le gusta de Gómez Jattin?

H.F.: Escogencia tan difícil como improbable, los poemas que me gustan de Raúl son muchos y tan largos que aquí no cabría uno solo, pero suelto un fragmento que nos alcanza: "En este cuerpo / en el cual la vida ya anochece / vivo yo / vientre blando y cabeza calva / pocos dientes / y yo adentro / como un condenado?".

EDICIÓN 1954

PORTADA

Recta final apretada por la Alcaldía de Bogotá

En la lucha por las alcaldías se cierra la pelea en Bogotá y Cali. En Medellín el puntero toma ventaja. En Barranquilla hay un virtual ganador y en Bucaramanga cualquier cosa puede pasar.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1954

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.