Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/8/1993 12:00:00 AM

Vaca para un entierro

Vaca para un entierro Vaca para un entierro
CUATRO DIAS DESPUES de que estallara el carro-bomba en Bogotá, el drama de una de sus víctimas hizo estremecer nuevamente a los transeuntes del centro de la capital.
Se trata del caso del vendedor ambulante Alvaro Hernán Hermida, oriundo del Putumayo, cuyo cadáver tuvo que ser velado en plena calle, mientras sus solidarios compañeros, de la Asociación de Vendedores Informales de Colombia, pedían limosna para poder darle una sepultura digna.
La historia de Hermida, una víctima más del terrorismo, conmovió a los colombianos: un hombre que vivió en la calle, murió en la calle y en la calle lo velaron.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1938

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.