Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/22/1996 12:00:00 AM

ATRAPADOS EN LA RED

Los establecimientos financieros no pescaron en el río revuelto de las altas tasas de interés.

ATRAPADOS EN LA RED, Sección Especiales, edición 712, Jan 22 1996 ATRAPADOS EN LA RED
Los enemigos de los banqueros afirman que siempre que las empresas pierden, son ellos quienes ganan. Sin embargo esa aseveración no tuvo asidero en 1995 porque la situación económica del país estuvo tan enredada que esa misma red cayó al sistema financiero colombiano, aunque en menor magnitud.
Por culpa del elevado costo del dinero, los gastos financieros de las empresas del sector manufacturero crecieron en más de 100 por ciento durante los tres primeros trimestres del año. Las altas tasas incluso impidieron que las compañías buscaran financiación por bonos o por medio de papeles comerciales, pues la competencia en el mercado de capitales hubiera sido muy reñida. Al campo externo decidieron no acudir por la aceleración de la devaluación y los efectos derivados de la crisis mexicana.
El 23 de junio de 1995, cuando los intereses estaban por encima del 45 por ciento efectivo, el Banco de la República decidió intervenir las tasas de interés. Fue colocado un límite del 39,5 por ciento efectivo anual a las tasas de interés promedio semanal de las nuevas operaciones activas que celebraran los bancos y del 41,5 por ciento efectivo anual a los demás establecimientos de crédito.
El control fue levantado en agosto siguiente, después de una reducción cercana a 5 puntos en los intereses, y no hubo cambios bruscos en el comportamiento del costo del dinero de allí en adelante. Incluso hay quienes creen que ante la caída de la demanda y el enfriamiento evidente del aparato productivo, la tendencia será a la baja en 1996.
A pesar de lo sucedido el endeudamiento de las empresas no cambió en lo corrido del año y dos terceras partes de sus pasivos tuvieron origen en el sistema financiero nacional. Incluso la baja actitud hacia la inversión este año se reflejó en una disminución de los niveles de endeudamiento manufacturero, por ejemplo. Los bancos vieron disminuir la demanda industrial, lo mismo que la de los clientes comunes y corrientes. Ahí se complicó su negocio, que es prestar plata.
"Este comportamiento fue obvio como consecuencia de las altas tasas de interés que presionaron a los potenciales suscriptores de este tipo de títulos a exigir reconocimiento de mayores ventajas en rentabilidad y liquidez. Tal situación hizo más onerosa la emisión de bonos y papeles comerciales en condiciones de competencia, que por lo tanto se volvió menos atractiva como fuente de recursos", concluyó la Superintendencia de Valores. Otro hecho relevante en la situación del sector tuvo que ver con la 'prosperidad al debe' que caracterizó a los colombianos durante los últimos años. A mediados del año hizo crisis la deuda de dudoso recaudo del sector, especialmente en las tarjetas de crédito, lo que obligó a apretar las clavijas sobre los morosos.
Otro de los hechos destacados tuvo que ver con la sentencia de la Corte que maniató al gobierno para seguir en su proceso privatizador. El Banco Popular se quedó en manos oficiales y sólo la necesidad de recursos frescos para las arcas estatales en el 96 puede revivir la venta de los establecimientos financieros que aún quedan bajo su tutela. Lo cierto es que lo que ocurra en el 96 se explicará en la cada vez mayor especialización del sistema financiero y en los cambios que produzcan en la economía en general.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com