Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/1989 12:00:00 AM

BATMAN

Tiemblan los malos ante la llegada a Colombia del "hombre murciélago".

BATMAN BATMAN
La semana pasada, cuando los primeros alemanes orientales cruzaron el muro de Berlín para conocer un nuevo mundo, todo era sorpresa. Parecía un cuento de hadas. Pero, según la prensa y los informes de televisión, lo que copó la atención de los niños comunistas fue la imagen de un enmascarado, que aparecía por todos lados en vallas y avisos publicitarios. Esto da una idea del fenómeno en que se ha convertido una película que no pasaba de ser una historia más de aventuras, sacada de una vieja tira cómica: "Batman".
Pero no se trata de contar la película. Es mejor comenzar por el final, por ejemplo contando el dinero describiendo sus efectos mundiales de taquilla. Producir "Batman" costó 50 millones de dólares, pero en sus primeros 10 días frente al público norteamericano la cinta ya había recogido 100 millones y al primero de septiembre era la de mayor éxito en el verano gringo con 236 millones, por encima de otros monstruos como "Indiana Jones", "Arma mortal 11" y "Los cazafantasmas II", que la siguieron en ese orden.
Uno tras otro, en América y Europa, los cinemas han ido cayendo a sus pies. Y también los récords. Valga citar por ahora a Jon Peters, uno de sus productores, quien semanas atrás anunció que "Batman" alcanzaría por estos días los 2 mil millones de dólares, una cifra que supera la calculada imaginación de cualquier magnate de la industria cinematográfica.
CLAVES DEL EXITO
¿Qué tiene entonces de especial esta película basada en una historieta popular de los años 40, con un "Batman" que casi no aparece, sin "Robin" ni la "Batichica", explorando el episodio del pandillero Jack Napier, que se convierte en "El Guasón", archienemigo del "hombre murciélago", según la historia original de su creador, el dibujante Bob Kane? ¿Qué tiene de especial este "Batman" representado por Michael Keaton, un comediante de relativo éxito, escuálido y bajo de estatura, dirigido por un tipo de 32 años llamado Tim Burton, que cuando fue contratado para el efecto no había tenido antes en sus manos un solo largometraje de acción?
Pues algo tendrá. Digamos primero lo evidente. Jack Nicholson es "El Guasón" y Kim Bassinger es Vicky Vale, la novia de "Batman" cuando este asume su otro yo como el millonario Bruno Díaz. Digamos que la historieta "Batman" ha sido una de las más vendidas a lo largo de 50 años, que el personaje se mantiene vigente y con éxito en las reposiciones de su versión para la televisión, que después del éxito del primer "Superman" cinematográfico (el que dirigió Richal Donner) el público quiere saber lo que puede también hacerse con el "hombre murciélago", sobre todo en una superproducción que promete exhibir el ambiente y la tecnología que la historia nunca supo trasladar con imaginación de los dibujos al video.
Los analistas tienen mucho material para estudiar por qué el fenómeno de esta película, de dónde nace el interés por este personaje que lleva 50 años apareciendo en tiras cómicas, libros, películas y series de televisión. El mismo actor Michael Keaton tiene su explicación: "A la gente le llama la atención que lo único que 'Batman' usa son sus aparatos y sus juguetes. No tiene superpoderes como el Hombre Araña o Superman; eso lo hace muy interesante. En el fondo acepté el papel porque me pareció divertido, pero sin pensar en que Jack Nicholson se llevaría la mayor parte de la acción y la publicidad".
Estas razones arrastran mucha gene a los teatros.
La gente no habló maravillas de la historia, dijo que "Batman" no aparece mucho en la cinta (tampoco en la realidad de la historieta, sólo en las noches), pero, al unísono, casi todos los espectadores coincidieron en que es una de esas películas "que hay que ver" . Los más críticos se refirieron a la simplicidad del argumento (nutrido, no obstante, en los laberintos del sicoanálisis) o a su falta de originalidad (que se alimenta de la estructura del "Fantasma de la Opera", del doctor Jekill y Mister Hyde), pero terminaron entregando una lista de razones visuales y divertidas que son las que en últimas han abarrotado los lugares donde se ha presentado la película y han reventado los timbres musicales de las cajas registradoras.
En una de las escenas iniciales, en medio de la oscuridad, en esa Ciudad Gótica carcomida por el crimen, la corrupción y la codicia, dos hampones callejeros asaltan a una inocente pareja de turistas y luego trepan por una escalera hasta un destruído tejado, a recontar su botín. De pronto se ven cubiertos por una sombra que los ataca y desarma de manera veloz, elegante y silenciosa. Asustado, uno de los ladrones se queda mirando al enmascarado y temblando le pregunta quién es. El otro responde, para que huyan y rieguen la noticia: "Soy Batman". Obviamente hay una alusión a otra de las más famosas y lacónicas frases de presentación en el cine de los últimos 25 años: "Soy Bond, James Bond". La escena, además, es un homenaje a la infancia de Bruno Diaz porque, cuando niño, fue testigo de cómo sus padres eran asesinados por unos hampones.
Ciudad Gótica es real y fantástica, "Batman" es verosímil v Michael Keaton logra que el espectador no sólo le crea sino que se identifique con él. "Batman" es en realidad su vestido, así que Bruno Díaz (Michael Keaton) o cualquier espectador puede convertirse en murciélago
LAS BATIESTRELLAS
Antes de darle el papel a Keaton se habían hecho pruebas para el mismo con Sylvester Stallone, Mel Gibson, Charlie Sheen, Andy García y Bill Murray, entre otros. En lugar de Tim Burton como director, los productores habían barajado los nombres de Oliver Stone, Iván Reitman y Joe Dante. Las únicas razones para quedarse con Burton eran su experiencia como dibujante de Disney, su magistral realización de Beetlejuice y su adoración por el personaje. Aquí, a su turno, Burton explica por qué escogió a Keaton: "Por lógica. Un tipo musculoso, con casi dos metros de estatura y buen mozo, no necesita ponerse semejante vestido con tan sofisticado arsenal. Keaton es, además, intenso y sutil. Uno de los pocos comediantes que puede desplazarse desde sus terrenos hasta los del drama sir dificultades". Keaton, en esto, no estaba tan de acuerdo. Cuando le preguntaron por qué había aceptado el papel, respondió que para poder actuar junto a Nicholson. "La vida, quizás, no me hubiera vuelto a da esa oportunidad". (Ignoraba que algunos años atrás, Nicholson había dicho y hecho lo mismo con respecto a Marlon Brando).
Kim Bassinger no era Vicky Vale. Sean Young, la hermosa actriz de "Sin salida", con Kevin Costner, había obtenido el papel y había empezado los ensayos, pero sufrió un accidente a caballo y tuvo que retirarse. Bassinger, que vivía un romance con el productor Peters, fue llamada en auxilio de inmediato.
Ninguna otra actriz para el personaje de Vicky Vale, la hermosa y agresiva reportera del periódico Gotham Clobe, como la rubia y sensual Kim Bassinger, inmortalizada en el corazón y todos los sentidos de millones de espectadores por su personaje ardiente en "Nueve semanas y media". Aquí sabe combinar la ingenuidad, un poco de torpeza, adoración, su sexualidad innata y otras cualidades para averiguar de dónde nace el misterio de un personaje como Bruno Díaz. Lo cierto es que, a diferencia de otros personajes femeninos, en superproducciones como esta el de Kim Bassinger tiene su campo específico, su dramaturgia determinada y eso hace a la Bassinger más adorable todavía, si eso es posible.
Pero es mejor regresar a la lista de razones que ameritan ver a "Batman". En resumen: además de la atmósfera nocturna de Ciudad Gótica (el set exterior más largo en la historia del cine, con la excepción de "Cleopatra") con el vestido, la capa de "Batman" (se usaron seis en la filmación, cada una sirve a un propósito), los 75 mil metros cúbicos de la baticueva, el poderoso batiavión y, claro, el batimóvil, un auto descrestador, operado manualmente y a control remoto por el héroe nocturno, construído sobre el chasis de un viejo Chevrolet Impala y partes de aviones jet, incluyendo computadores, monitores y un tablero electrónico tan impresionante como el del batiavión, verdadera estrella en la secuencia final de la película, al terminar con "Batman" adentro y vuelto añicos en medio de explosiones a las puertas de la catedral.
Para que la atmósfera fuera más opresiva, el diseñador de los escenarios, un inglés llamado Antón Furst (cabeza visible de un equipo de expertos compuesto por escenógrafos y profesionales que habían creado los sets de películas como "Lawrence de Arabia", "2001, odisea del espacio", "Superman", "La guerra de las galaxias", "Cazadores del arca perdida" y "Roger Rabbit",entre otras), se dedicó a inventarse la Ciudad Gótica, la baticueva, el batimóvil y el batiavión que complementan el entorno del héroe.
Furst, cuyo trabajo anterior fue reconstruír una aldea vietnamita en los estudios londinenses para Stanley Kubrick, partió de una frase para darle cuerpo a la ciudad de "Batman": una ciudad alimentada por una irrealidad increíble y más específicamente: "Una ciudad sin planeación ni controles de zonificación.
Como si el infierno hubiera brotado a través del pavimento y continuase expandiéndose. Una visión del futuro desde la actualidad de esta época amenazante".

Por eso la ciudad de la película tiene calles como cañones, estructuras con voladizos sucesivos, puentes que comunican de un lado a otro pero sin dar mucha seguridad, poca luz, una oscuridad aplastante y los personajes comprimidos, amenazados en todo momento: "Tomamos elementos arquitectónicos y visuales de las prisiones y los comprimimos como si fueran rascacielos. Tomamos ideas prestadas de Louis Sullivan, el arquitecto que diseñó los rascacielos de Chicago y de un genio como Shin Takamatsu, Antonio Caudí y todo el art nouveau español. También tomamos diseños de los constructivistas soviéticos, la arquitectura hitleriana, una auténtica cacofonía de estilos arquitectónicos para que el espectador en un momento dado se sienta ahogado, amenazado, en verdadero peligro mirando la película".
Nicholson que, como quedó dicho, es la razón más evidente para ir a ver la película, refuerza esa motivación al responder por qué aceptó hacer "El Guasón" en la misma: "Cuando yo leo un guión lo único que me pregunto es: ¿ pagaría yo dinero para ir a ver la cinta? Pues bien, cuando leí esto y conocí al director, me respondí que sí. El salario de Nicholson en la película es uno de los más altos pagados recientemente: 7 millones de dólares y un 15 por ciento de las entradas. Lo cierto es que para el personaje de "El Guasón" Nicholson siempre estuvo en la mente de los productores y el director. La naturaleza, los actos, las intenciones, la maldad del personaje son como una segunda piel en un actor que se ha distinguido por hacer de anormal en la mayoría de sus películas, desde "El resplandor", pasando por "Atrapado sin salida" hasta desembocar en este "Guasón", que intenta envenenar todos los cosméticos del mundo para que millones de personas tengan ese rictus que es una carcajada permanente, amenazante, sucia .
Capítulo aparte merece la música compuesta por Prince. Hijo de un pianista de jazz y una cantante, se ha mantenido desde los 13 años como uno de los más sorprendentes fenómenos musicales de Estados Unidos. A los 19 años se hizo famoso con For You, luego apareció el álbum "Prince", después el controvertido Dirty Mind y más tarde Controversy, y "1999" fue el éxtasis para sus fanáticos. Después vino Purple Rain (la película y el álbum) y luego Around the world in a day y más tarde Lovesexy y sus canciones para "Batman", que están marcadas por la atmósfera opresiva de la película, con un tema para cada uno de los personajes, con canciones como Vicki Waiting Electric Chair, Scandalous, Partyman y las demás, convirtiendo el álbum en uno de los más vendidos ahora. Hoy 5 meses después de su estreno, son millones los que han pagado por verla, sin contar los millones que aún están por ir, y los millones de dólares en mercancía alegórica al tema y la batilocura que no termina sino que se prepara para los "Batmans" que están por venir. La plata llama a la plata. Si Bruno Diaz es millonario, es obvio que "Batman" también.
UN "GUASON" ROMPECORAZONES
Jack es una máquina de hacer el amor. Un tipo divertido al que le fascina jugar en la cama y poner en práctica sobre su compañera una variada gama de excitantes golpecitos, latigazos, esposas y hasta tomarle fotos Polaroid. Y uno, caramba, se muere por un guasón así".
Quien habla de Jack Nicholson con ese desparpajo es una muchacha londinense que acaba de salir extendida en su almendra sobre una nube de almohadas y sábanas de seda en diez páginas a color de la Playboy de diciembre. Se llama Karen MayoChandler, y a los 28 años ha hecho ya como actriz papeles estelares en numerosas películas y obras de teatro inglesas y norteamericanas, además de salir en la portada de un centenar de publicaciones internacionales, como Harpers y Vogue.
Hastiada de que los periódicos ingleses se refirieran a ella como "la última bimbo británica de Nicholson" y contaran con inexactitud su romance de todo el 87 con el actor, Mayo-Chandler decidió, luego de consultarlo con él, dar al público su propia versión.
"Haz, amorcito, lo que tú quieras", le respondió Nicholson, con quien se había conocido dos años atrás mientras ambos esquiaban en las montañas de Suiza.
Karen no eufemiza. Dice que Nicholson fue para ella como una droga, un fanático del hedonismo, un demonio del fetichismo y un misionero del amor. "No es un amante egoísta, como tantos otros interesados apenas en su propia satisfacción. Lo que él debía de hacer era escribir un libro sobre todo lo que sabe. 'Cómo hacer el amor a una mujer', por Jack Nicholson. Para algunos hombres, el amor es sólo físico; para otros, resulta emocional o intelectual. Para Jack lo es todo. Un asunto de vida o muerte y así me lo hizo sentir a mí también".
En el artículo, que la revista norteamericana titula "El Guasón era un salvaje", Karen cuenta que Nicholson gruñe, ronca y grita al ejercitar sus habilidades de sábana; emocionado, se le para el cabello como si se electrocutara y le gusta comer sándwiches de mermelada después de la tormenta. Esta historia intima sabe siempre mejor en labios de ella, a pesar de su crudeza. "Jack adoraba tomarme fotos desnuda con su Polaroid. En ocasiones me pedía que fuera toda sumisa con él. Sonreía y me miraba con esa lucecita de maldad en sus ojos que todas las mujeres le reconocen, mientras me decía: 'Voy a tener que amarrarte y castigarte por haberte portado mal...'. Entonces yo reía y corría por los cuartos de la casa hasta que él me atrapaba, rasgaba mis ropas y me aplicaba su amor salvaje. En esos momentos, Jack era el hombre más excitante del mundo. Con él, el sexo es siempre doloroso y placentero, en todo sentido...".
En todo sentido. Eso lo sabe bien Anjélica Huston. Mientras Karen y Nicholson parecen disfrutar cada uno por su lado la exhibición nostálgica de sus intimidades de alcoba, Anjélica sufre mucho. Actriz de primer orden, hija del famoso director cinematográfico John Huston, ha vivido sus últimos 16 años junto a Nicholson y ha aprendido a soportárselo todo. La gente hoy se pregunta, sin embargo qué condición especial tendrá ella para aguantar, por ejemplo, esta frase de la misma señorita Mayo: "En la víspera del funeral de John Huston, Jack me pidió que fuera a su casa y yo me preguntaba por qué no estaba él consolando esa noche a Anjélica en lugar de estar haciéndome el amor. Dios mío, y lo apasionado que estuvo conmigo entonces...".
Los que conocen la larga y difícil relación Huston-Nicholson aseguran que Anjélica está dispuesta a quedarse con Jack, al precio que sea, incluyendo el de su amor propio. Y ofrecen como prueba irrefutable esta otra historia que acaba de salir en los periódicos y que narra cómo Nicholson, a sus 52 años, va a ser padre de un bebé, cuya madre no es Anjélica ni Karen, sino Rebecca Broussard, una actriz que empieza a dar sus primeros pasos en Hollywood y a quien Nicholson le acaba de abrir una cuenta con 300 mil dólares para que compre todo lo que ella y el bebé necesiten. Anjélica se ha mostrado irritada, furiosa, deprimida, herida, pero muerde su dolor a solas. No le dice nada a Nicholson. "Contárselo a Anjélica fue lo más difícil que he hecho en la vida -le confió el actor a un amigo. Hemos estado juntos tanto tiempo. Yo sabía del dolor y de la angustia que iba a a causarle con esto".
"¿ Por qué quieres tener ese hijo? ", le preguntó entonces el otro. Y Nicholson respondió: "No quiero un aborto. Mi madre tenía apenas catorce años cuando quedó embarazada de mí y no sabía si tenerme o no. Por fin decidió que sí y yo fui criado por mi abuela. Crecí creyendo que mi abuela era mi madre y que mi madre era mi hermana. No quiero un aborto porque yo casi soy uno. Espero que Anjélica, de corazón, me perdone".
Durante los dos últimos años, desde que Jack conoció a Karen, él y Anjélica habían querido tener un hijo. Anjélica no quedó embarazada. Pero Rebecca si.
LOS PRODUCTORES: JUNTOS SON DINAMITA
Lo primero que hicieron los de la Sony al adquirir los estudios Columbia Pictures fue asegurarse también que los productores Peter Guber y Jon Peters abandonaran su contrato con la Warner, así tuvieran que enfrentar una millonaria demanda.
Es que Guber y Peters en estos momentos son los dos ejecutivos más exitosos en Hollywood. No sólo recaudaron 500 millones de dólares con Rain Man, no sólo están seguros de sobrepasar los 2.000 millones con las entradas de "Batman", la venta del videocasete y los derechos por toda la mercancía y memorabilia relacionada con el enmascarado, no sólo son los productores de películas importantes como "Gorilas en la niebla", "Desaparecido", "El color púrpura", "Flashdance" y "Las brujas de Eastwick", sino también tienen detrás de ellos mismos una auténtica leyenda.
Ambos son nerviosos, ambiciosos, empujadores, apuestos y muchos no gustan de ellos en el mundo del cine porque han sido capaces de alzarse con los mejores proyectos. Y su última hazaña fue asegurarse, con la viuda de Chico Mendes, los derechos para filmar la accidentada vida del ecologista y líder brasilero, ganándole así la partida a Robert Redford y a magnates como Ted Turner y David Puttnam.
Lo irónico es que Peter Guber comenzó trabajando en Columbia con un salario de 450 dólares semanales. En menos de 3 años se convirtió en ejecutivo de producción a nivel mundial. Tenía 29 años. Cinco despues dejó el trabajo para convertirse en productor independiente. Había aprendido lo que tenía que aprender. Produjo dos impactos auténticos: "Expreso de medianoche" y "Abismo". Cada película sobrepasó los 100 millones de dólares.
La historia de Jon Peters es más rocambolesca. Hijo de un indio Cherokee y una mujer italiana, perdió al padre a los 8 años y tuvo que enfrentar a un padrastro alcohólico que lo golpeaba. A los 12 fue enviado a un reformatorio y al salir descubrió lo que quería ser en la vida: peluquero de señoras. Se casó a las 15 y pronto se convirtió en el estilista de moda en Nueva York y Los Angeles, abrió varios salones y revolucionó la apariencia de las estrellas. A los 21 era millonario. A los 22 se divorció y se casó con la actriz Lesley Ann Waren y 5 años más tarde volvió a divorciarse y se casó con Barbara Streisand. Se conocieron, por supuesto, mientras le cortaba el pelo. Contra el parecer de especialistas, productores y amigos, Peters la convenció de producir "Nace una estrella" y, adueñándose completamente de lA película, encargándose absolutamente de todo (casi hace el papel masculino de Kris Kristoferson, pero no sabía cantar), logró que la película -que inicialmente fue un fracaso- se convirtiera en recaudadora de 140 millones de dólares. Sin embargo, se sentía infeliz porque la gente no lo veía como productor sino como gigolo y peinador. Produjo "Los ojos de Laura Mars" y "Pelea de fondo".
Entonces se conocieron y Jon Peters descubrió en Peter Guber lo que él mismo no tenía, y al revés, y por eso su compañía funciona como funciona, aunque tienen peleas largas y discuten y gritan. Al final, no se sabe cómo, cada uno se sale con la suya. No todos los quieren en Hollywood. Muchos los odian. Les dicen explotadores, avaros, esclavistas, traidores, pero en este momento son los triunfadores.
BATIMANIA EN COLOMBIA
Según Karine Joret, una de las responsables de manejar la comercialización de todos los objetos derivados de "Batman" desde los estudios Warner, la cuarta parte de toda esa mercancía que actualmente inunda los almacenes y las calles de las ciudades de Colombia y el mundo es ilegal. No ha pagado los respectivos derechos y, sin embargo, se calcula que por ellos la Warner y los productores Guber y Peters recibirán más de mil millones de dólares.
En Colombia los derechos han sido manejados a través de una empresa familiar, Representaciones Elephant, encabezada por un descendiente de catalanes, Jaime Joseph, quien también maneja la comercialización de los productos relacionados con los personajes y las historietas de Walt Disney.
El lanzamiento de la película en cuarenta teatros de todo el país (más de 40 millones de pesos invertidos en publicidad) ha coincidido con la puesta en venta, en innumerables almacenes -de grandes y pequeñas ciudades-, de botones, camisetas, gorras, forros para cuadernos, pocillos, platos, calcomanías para los automóviles, el disco con la preciosa música de Prince, afiches con distintos motivos (hay uno que tiene el símbolo de las 60 vallas desplegadas a todo lo largo del país, el murciélago negro sobre fondo amarillo, y cada una de estas vallas luminosas cuesta 125.000 pesos, un valor que ha sido compartido, lo mismo que las cuñas de televisión, con Pepsi. Hay cuatro cuñas diferentes: dos de ellas se han pasado una semana antes del estreno, fijado para el 23 de noviembre, otra para el día del estreno y otra como sostenimiento de la imagen), historietas, botones, pegatinas, máscaras, capas para los niños, batimóviles en miniatura, batiaviones accionados con pilas o a control remoto, y la lista sigue todavía con más objetos que tienen un elemento común: el sello del murciélago.
Para que la expectativa en torno a la película fuera creciendo, ningún medio de prensa tuvo acceso a un ensayo de "Batman". Lo mismo ha ocurrido en el resto del mundo, con excepción de Estados Unidos, donde se mostró a los periodistas, y en España, donde fue una de las sorpresas en el Festival de San Sebastián.
Aunque el control sobre los de derechos es estricto y durante varias semanas apareció un aviso en la prensa, previniendo al público sobre la falsificación de camisetas, botones, afiches y otras mercancias, los vendedores ambulantes instalados en sitios como las aceras de Chapinero en Bogotá, el Paseo Bolívar en Barranquilla o las calles de Bocagrande en Cartagena, ya se anticiparon y sus ventas han sido masivas. Uno de los objetos más codiciados por los niños es el botón con el murciélago. Aunque a los pocos días pierde la pintura.
BATIDATOS
El que dijo que nunca segundas partes fueron buenas se equivocó de medio a medio. Al menos en lo que tiene que ver con el cine. En la lista de las 10 películas más taquilleras de la historia del cine, por lo menos cinco son secuelas de historias que en algún momento hicieron historia. El famoso "E.T.", de Spielberg, duró siete años a la cabeza en recaudos de taquilla, aunque ese honor muy seguramente se lo quitará el "hombre murciélago", que en apenas cuatro meses en las carteleras gringas ha alcanzado la cifra de 250 millones de dólares.
Según las proyecciones de los expertos norteamericanos, "Batman" alcanzará la cifra mágica de 450 millones de dolares. A continuación la lista de las 10 cintas más taquilleras de la historia. En frente del título de cada una, aparece la cifra recaudada en millones de dólares:
1. "Batman" (1989), dato
según proyecciones 450
2. "E.T" (1982) 367
3. "La guerra de las galaxias" (1977) 323
4. "El regreso del Jedi" (1983) 263
5. "Tiburón" (1975) 260
6. "Cazadores del arca perdida" (1981) 242
7. "Un policía suelto en Hollywood" (1984)235
8. "El imperio contraataca" (1980) 223
9. "Cazafantasmas" (1984) 220
10."Arma mortal II" (1989) 210

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com