Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/1994 12:00:00 AM

CAFE: EL EFECTO CHIAPAS

Aunque la Federacafé prevé tranquilidad en el mercado del grano en 1995, advierte sobre las consecuencias sociales de la crisis del sector.

CAFE: EL EFECTO CHIAPAS CAFE: EL EFECTO CHIAPAS
LA SEMANA PASADA SE conocieron cifras que advierten que Colombia perdió 1.200 millones de dólares durante los últimos cinco años como consecuencia del rompimiento del Pacto Mundial Cafetero. Y a propósito, SEMANA tuvo acceso a una reciente intervención privada del gerente de la Federación de Cafeteros, Jorge Cárdenas Gutiérrez, quien analizó las finanzas del Fondo Nacional del Café y dijo que el levantamiento de Chiapas, en México, se originó en la crisis cafetera mundial.
El comercio y el procesamiento del grano registran un creciente proceso de concentración. Unas pocas firmas multinacionales, con gran capacidad financiera y fuertes inversiones en investigación y desarrollo, dominan este mercado. Todo parece indicar que se requiere un gran tamaño para tener un alto grado de competitividad y presencia mundial en esta era de globalización.
En el caso del café, mercado libre no es sinónimo de mercado competitivo, de mercado estable o de mercado eficiente. Esta circunstancia exige coordinar las políticas de comercialización de los principales países productores para hacer frente a ese gran poder de negociación. Durante cerca de tres décadas se logró armonizar los intereses de los productores y los consumidores en el marco del Acuerdo Internacional del Café. Luego se confirmó que no existían las condiciones políticas y económicas para continuar con este proceso de cooperación internacional, y por eso los países productores se vieron enfrentados a la necesidad de poner en marcha un plan de estabilización y valorización del mercado.
El plan de retención está dirigido a reducir el exceso de inventarios en poder de los consumidores y a estabilizar los precios en niveles razonables, que permitan cubrir los costos de producción. El plan se encuentra en pleno funcionamiento y está operando en forma satisfactoria.
Para darle continuidad á estas acciones, se creó hace unos meses en Brasilia la Asociación de Países Productores de Café. La acción conjunta de los productores es necesaria para impedir que el mercado entre en una fase caracterizada por el desorden y la anarquía. En estos ciclos de alta volatilidad los únicos ganadores tienden a ser quienes especulan.
Se podría argumentar que en estas épocas de mercados libres los gobiernos no deben interferir en forma alguna. Esto no está sucediendo en los mercados monetarios y cambiarios. Los bancos centrales de los principales países industrializados intervienen en forma significativa para estabilizar las monedas y evitar el efecto desestabilizador de operaciones especulativas de manipulación del mercado. Para muchos de nuestros países, la estabilidad de los precios de los principales productos de exportación es tan importante como la estabilidad de la moneda y de las tasas de cambio.
A la luz de estas consideraciones, debe quedar claro por qué Colombia ha insistido a lo largo de estos años en la necesidad de contar con instituciones e instrumentos que permitan la aplicación de políticas coherentes en el frente interno y que faciliten la coordinación de los países productores en el frente externo. Si este país se moviera hacia la creación de un gran vacío institucional, regresaría a la situación de caos previa a la creación de la Federación.
Para ilustrar este último comentario, se puede mencionar la situación que se ha presentado en el sector cafetero mexicano, en particular el que está localizado en la zona de Chiapas. México recibía alrededor de 500 millones de dólares por concepto de ventas de café en la época en que estaba operando el Acuerdo de Londres. Por considerar que su cuota no era equitativa, y por pensar que un mercado sin regulación le ofrecía mayores perspectivas, lideró un movimiento que buscaba el colapso del sistema de cuotas. Esto lo consiguió con el apoyo de varios países consumidores. En el frente interno desmanteló las instituciones de apoyo al sector.
Los resultados están a la vista. El ingreso de divisas bajó de 500 millones de dólares a sólo 150 millones de dólares anuales. El precio al productor se reducìa en forma notable. La crisis cafetera fué uno de los detonantes principales de la insurrección de Chiapas. El gobierno ha tenido que intervenir y se ha visto forzado a asumir deudas de los caficultores por 600 millones de dólares. Además ha debido que establecer un subsidio a la producción. El costo político, económico y social que ha pagado ha sido muy alto.

EL PROGRAMA DE AJUSTE
En los últimos cinco años, el sector cafetero colombiano adoptó un severo programa de ajuste para hacerle frente a la más aguda crisis experimentada en la historia económica del país. Al colapso del precio externo se sumaron la revaluación, la broca y la inseguridad. El Fondo Nacional del Café permitió amortiguar el choque externo durante los primeros tres años, pero luego sus recursos comenzaron a disminuir en forma preocupante.
El productor ha debido absorber una alta cuota de sacrificio. El precio interno disminuyó en un 26 por ciento, al pasar de 77.5 centavos de dólar por libra en 1989 a 57.3 centavos en 1993; Los costos totales derivados de la colocación de una libra de café en el exterior variaron de 1.60 dólares la libra en 1986 a 92 centavos en 1993. Los costos de administración del Fondo Nacional del Café han estado alrededor de un centavo y medio de dólar la libra. En términos de millones de pesos constantes, estos costos han descendido de manera muy significativa -de 82.946 millones de pesos en 1989 a 54.813 millones de pesos en 1993-.
La Federación ha venido aplicando un riguroso programa de racionalización de costos y de aumento de la eficiencia. La planta de personal ha disminuido en un 50 por ciento y todos los programas y las actividades trabajan con presupuestos menores. Los indicadores disponibles revelan que ha aumentado la eficiencia en la actividad comercial hasta tal punto que hoy en día es igual o aun mayor que la de los exportadores privados.
La división del trabajo entre la Federación y estos exportadores funciona en forma adecuada y satisfactoria. Este trabajo en equipo le ha permitido al país ganar participación en el mercado mundial. El sector exportador privado utiliza intensivamente la amplia red de compras de las cooperativas de caficultores.
En cuanto a las principales variables cafeteras, el déficit de operaciones efectivas fue superior al proyectado, básicamente porque no se han materializado todavía las ventas parciales del Banco Cafetero y de la Flota Mercante y porque el precio interno fue mayor al previsto en el presupuesto inicial.
Para 1994 se ha proyectado un déficit del orden de 35.000 millones de pesos, suponiendo una exportación de 11 millones de sacos, una producción de 12 millones de sacos, un precio promedio FOB de 85 centavos y una tasa de devaluación para el Fondo Nacional del Café del 12 por ciento. El déficit contempla un aumento moderado del precio interno en septiembre de 1994. Este presupuesto supone ventas de activos fijos por 133 millones de dólares durante 1994. Si se cumple esta proyección, el patrimonio neto del Fondo seguirá siendo superior a los 700 millones de dólares para diciembre de 1994.
En lo que se refiere a 1995, todos los analistas del mercado están viendo una situación en la cual la disponibilidad y la utilización del café a nivel mundial se encuentran en equilibrio. El exceso de inventarios en poder de los países consumidores debe haber desaparecido y los precios deben reaccionar. Esto seguramente permitirá un manejo más tranquilo y más equilibrado de las finanzas del Fondo Nacional del Café, el principal instrumento de política cafetera colombiana.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com