Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/10/2004 12:00:00 AM

Carrera de marcas

Varias diseñadoras y empresarias de la Costa están tejiendo un nuevo polo de desarrollo de las confecciones y la moda en Colombia.

Carrera de marcas Judy Hasbún y Claudia Oller son algunas de las diseñadoras que han encontrado en la comercialización de sus nombres y en los sectores de la moda de Barranquilla y Cartagena el camino del éxito.
Un grupo de mujeres diseñadoras de la región está consolidando una industria que desde hace varios años ha logrado mantener un importante flujo de exportaciones hacia varios países del Caribe, Centroamérica y Estados Unidos.

La clave del éxito ha estado en la creatividad. Sin preguntarse todavía cómo las van a beneficiar los acuerdos que busca firmar el gobierno colombiano con Estados Unidos, estas mujeres han logrado meter poco a poco sus productos en mercados exigentes con una mezcla de creatividad y calidad.

Pero lo más importante es que se están reinventando al tiempo como diseñadoras y empresarias. A muchas de ellas no les preocupa que se hable de si tienen o no fama, ni que están a la sombra de la internacional Silvia Tcherassi. Una de las claves de su avance, según explica la barranquillera Judy Hasbún, ha sido la decisión de vender, la de "diseñar un producto creativo, competitivo y de marca para que la gente pueda comprarlo y usarlo. De nada sirve tener nombre si nadie compra tu ropa".

Con esta mentalidad, varias de ellas se han asociado con tiendas nacionales e internacionales para diseñar y producir líneas económicas, que a la vez han movido la producción regional.

"Me decían que al hacer esto me iba a 'perratear', pero en el fondo me interesa que mis prendas se vendan y no sólo sean vistas en una pasarela para que la gente me diga: 'y eso quién se lo va a poner", dice Hasbún.

En Cartagena, entre tanto, la cuestión se dio como un asunto espontáneo; primero se fueron despertando de sus talleres y se relocalizaron en pleno centro histórico, hasta que las vías se convirtieron en una especie de pasarela. Allí, entre la Calle San Juan de Dios y la Santo Domingo, cerca de los mejores hoteles de la ciudad amurallada, hay ya unos 30 almacenes que se han convertido en una vitrina que les permite a varias diseñadoras atender el mercado local e incluso exportar.

"Se creció esto, comenta Ketty Tinoco, una de las primeras diseñadoras en colonizar el sector. Es como un vecindario en el que la gente irradia confianza, es una mezcla de fama, glamour y ventas; la gente que viene de vacaciones pasa por los locales y compra", agrega.

Para María del Pilar Agámez, inquilina del vecindario de la moda, todo este movimiento le permitió decidir su mercado. "Sólo me interesa exportar". Sus prendas blancas se venden como pan caliente en Costa Rica, Panamá, Ecuador y México. Ella señala que la promoción que se ha hecho en el exterior ha sido fundamental para que se les abran las puertas, en especial en las tiendas del Caribe.

"En el exterior no te conocen, allá no hay fama por lo que te debes posicionar por la calidad y el cumplimiento de tu producto", cuenta por su parte la diseñadora cartagenera Beatriz Camacho. En este sentido, el punto que le ha servido para abrir puertas a estas costeñas reside en su creatividad y en especial, en los trabajos hechos a mano.

Gracias a esto, el sector, que aún no se puede comparar en tamaño con la industria textilera antioqueña, ha dado pasos firmes que se han visto reflejados en el aumento de las exportaciones, en particular hacia países de la cuenca del Caribe como Venezuela y México, entre otros.

Todo este movimiento ha significado que sus producciones se incrementen la que ha jalonado a pequeña escala el empleo local, teniendo además de presente que deben mejorar sus procesos productivos para ser más competitivas, en especial cuando se tiene en la mira la firma de un acuerdo trascendental como el TLC. "Hay que ser creativos y competitivos, indica Beatriz Camacho; la presentación se hace de acuerdo con el producto, con cumplimiento en calidad y tallaje;todo es igual de importante".

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.