Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/1994 12:00:00 AM

DISEÑO, CONFECCION Y MODA

DISEÑO, CONFECCION Y MODA, Edición 631, Sección Especiales, 22879 DISEÑO, CONFECCION Y MODA
MODA EN TIEMPO REAL

EN LA TIERRA, EN LA LUNA O EN EL MAR, tiempo y precisión siguen siendo sinónimos para el hombre. Aunque Einstein haya descubierto la relatividad de la medición temporal y hoy se hable de la dimensión espacio-tiempo como una sola. Aunque ya todo el mundo sepa que estas horas compartidas son, en gran medida, puro acuerdo.

Y cuando de precisión se habla, una firma suiza fundada en 1848 y representada en Colombia desde hace 14 años por Disuiza Ltda., tiene la palabra. Es Omega.

El recuento de sus éxitos en la creación de cronómetros y cronógrafos de gran exactitud llenaría páginas y más páginas. Con el reloj de mesa Templo Griego, en oro macizo cincelado, se hizo merecedor al despuntar el siglo del Gran Premio de la Exposición Universal de París. Y por esa misma época empezó a producir industrialmente relojes de pulsera.

En 1932 se convirtió en el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos, título que ha conservado en 21 ocasiones consecutivas, incluyendo Barcelona 92. Esto, gracias a sus continuas innovaciones ¿Un ejemplo? El Omega Time Recorder, cronometraje electrónico e impresión de horas, minutos, segundos, décimas y centésimas de segundo a partir de las Olimpíadas de Helsinki 52.

La lista de aportes de Omega a la ciencia y al arte de la medición del tiempo es larga. Pero quizás el mayor de sus aciertos sea haber llevado lo más avanzado de esos descubrimientos a las piezas masculinas de pulso, ubicándose temporada tras temporada a la vanguardia en este campo.

... Un gran salto para la humanidad
Definitivamente, en moda masculina lo de hoy son los relojes deportivos. No lo dice solamente Omega. Desde los estudiantes hasta los más altos ejecutivos los llevan.

Sus cajas son anchas y sus mecanismos sofisticados. El oro, el acero y el titanio con que se fabrican son sinónimos de durabilidad. Los hay de cuerda y automáticos. Además, tanto su corona, como sus pulsadores para controlar el mecanismo de cronógrafo que nunca falta, llaman la atención en cuanto a diseño y tamaño pues, con todo y su indiscutible funcionalidad, los relojes deportivos de hoy son divertidos juguetes para adultos.

Tal vez el más representativo ejemplo de todo lo anterior sea el Speedmaster de Omega. Su larga carrera como el preferido entre miles de hombres alrededor del mundo se inició desde el mismo momento en que fue creado. Corría 1957. Y unos años más tarde fue elegido por la Nasa como el cronógrafo de mayor exactitud, el ideal, el que acompañó a Neil Armstrong cuando a las 2:56 hora de Greenwich del 21 de julio de 1969 llegó a la Luna. Desde entonces es usado por todos los astronautas estadounidenses.

Ese Speedmaster, el de Armstrong, es el profesional, de cuerda, en ese momento con una mica gruesa, el cronógrafo y el reloj sobrepuestos. Hoy, un poco más sofisticados, con cristal de zafiro y adecuados a la intensa actividad de los ejecutivos se consiguen también Speedmaster versión moderna. Estos relojes son automáticos y bicolores. Acero y dorado. Geométricamente muy definidos y simplemente, impactantes.

¿Y bajo el mar?
Otro de los Omega que hoy se toma todos los mercados es el Seamaster Profesional. Hace ocho meses salió al mercado, especialmente diseñado para buceo. Se trata de una pieza inigualable por su válvula de escape de helio que se acciona automáticamente liberando la presión en el descenso dentro del agua y es capaz de bajar hasta los 300 metros.

Este reloj, al igual que los Speedmastertiene garantía de dos años. Uno, otorgado por Omega, su casa fabricante. Y otro gracias a Disuiza en Colombia.

Omega, líder mundial en cronómetros y cronógrafos de todo tipo sigue dando de qué hablar en los 125 países del mundo donde se comercializan sus productos. Porque el tiempo, aún con su comprobada relatividad, es objeto, gracias a esta marca, de las más exactas mediciones.-

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com