Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/23/1989 12:00:00 AM

EL HOMBRE DEL DIVAN

Cincuenta años después de la muerte de Sigmund Freud, la polémica entre sus seguidores y sus detractores continúa.

EL HOMBRE DEL DIVAN EL HOMBRE DEL DIVAN
Víctima de su propio invento, no hay quizas en el mundo una personalidad más analizada que la del propio Sigmund Freud. A los múltiples tomos que existen sobre su obra, se agregan otros tantos sobre su vida y sus cartas. Ahora, con motivo de conmemorarse 50 años de su muerte, el creador del psicoanálisis vuelve a ser el tema obligado de especialistas y profanos. No en vano fue este médico austriaco quien mandó a la humanidad a un diván, a hurgar en sus recuerdos y asociar hechos de la vida, revolucionando así el tratamiento de las enfermedades mentales.

Hace sólo cuatro años fue publicada la totalidad de su correspondencia con el siquiatra berlinés Wilhelm Fliess, sporte imaginario de su autoanálisis, quien por 17 años fue su amigo del alma. En estas cartas, que por años habían sido censuradas por los protectores de su imagen, Freud confiesa sus profundos temores, ansiedades y aversiones y se muestra como lo que fue: un ser tan neurótico como brillante.

Nacido en 1856 en el seno de una familia judía, en Friburgo (Moravia) un pueblo del imperio austrohúngaro --hoy Privor, Checoslovaquia-- murió a los 83 años, luego de padecer durante 16 años de cáncer en el paladar, el 23 de septiembre de 1939 en Londres. Un año despues de haber abandonado su estudio, de 50 años, en la calle Berggasse, de Viena, para escapar de la persecución nazi y seis de que Hitler ordenara la quema pública de sus libros, a lo cual Freud comentó: "Qué progreso hemos logrado. En la Edad Media me hubieran quemado a mí". Nunca supo que sus cuatro hermanas menores murieron en las cámaras de gas en un campo de concentración.

El hijo mayor del segundo matrimonio de Jacob Freud, el favorito de su madre Amalia Nathanson, era un típico Tauro: introvertido, superacelerado, arrogante, irascible y testarudo. Estas características lo convirtieron en el hombre de estudio y tenaz investigador que logró partir en dos la historia de la sicología y ser el pionero de unas teorías que revolucionaron al mundo. Controvertido como pocos Freud ha sido, sin duda, uno de los hombres que más ha influido en la vida contemporánea. Sus tesis dieron origen, además, a un nuevo lenguaje científico.

Reservado en su vida personal, siempre le molestó la sensación de haber divulgado en sus obras excesivos detalles de su vida privada. Lo hizo en aras de la investigación porque cuando no era él su propio conejillo de indias, lo eran sus allegados. Por ejemplo, para averiguar las propiedades analgésicas de la cocaína no sólo la probó sino que la recetaba a sus familiares y amigos. No se conocía entonces que creaba hábito y que no era tan inofensiva. A los dos años, cuando esto se descubrió, le llovieron las críticas. Ese fue sólo su primer escándalo.

Ese hombre que le dio tanta importancia al sexo --y que escandalizó al mundo al hablar de sexualidad infantil y complejo de Edipo-- fue, sin embargo, un amante frío, tímido y reservado. Dos veces se enamoró perdidamente. La primera, de Gisela Fluss, a los 16 años, amor platónico, y diez años más tarde de Marta Bernays, con quien se casó y tuvo seis hijos:
Matilde, Martin, Oliver, Ernest, Sophie y Anna, quien siguió sus pasos en el psicoanálisis infantil y murió hace siete años.

La influencia de la obra de Freud ha llegado no sólo al campo científico sino que se encuentran también en la literatura; escritores como Eugene O'Neill y Tennessee Williams lo han mostrado. Sin embargo, debido a las interpretaciones populares de las teorías freudianas, no siempre muy ortodoxas, no han faltado las especulaciones. Por ejemplo, el énfasis que hace el psicoanálisis en la idea de la represión y que esta debe ser abolida llevó hace unas decadas a la tendencia de una educación demasiado permisiva. Esta idea, abanderada por el famoso doctor Spock, poco después fue revaluada.

Independientemente de sus controvertidas teorías, no se puede negar la importante contribución que Sigmund Freud hizo al conocimiento de la mente. Saber que el comportamiento humano está influido por factores externos y que sólo una parte está bajo control, introdujo un nuevo espíritu en el proceso de juzgarse a sí mismo y a los demás. "El psicoanálisis, dice un autor, ha demostrado que somos más morales e inmorales de lo que sospechabamos. sin duda, esta imagen de la motivación humana ha jugado un importante papel en el cambio de actitudes sociales en el mundo occidental.-

LO QUE EL TIEMPO SE LLEVO...
El psiquiatra Horacio Taborda explica: "Teorías como la sexualidad infantil, o la interpretación de los sueños, aunque muchos consideran que han sido grandes aportes para el esclarecimiento de algunos hechos sicológicos, fueron revaluadas y las modernas concepciones distan mucho de las originarias premisas freudianas. Lo mismo puede decirse de la teoría general de la neurosis, de la cual él se ufanó. Si bien en su momento fue una aproximación valiosa a la comprensión de ese complejo fenómeno, existen ahora coricepciones más aceptadas.

Pero lo fundamental no es preguntarnos que queda y que ha sido revaluado. Eso no tiene sentido cuando se trata de analizar la obra de un genio, y ese es el caso de Freud. En síntesis podemos decir que lo que queda de la obra del doctor Freud no es el sistema estrictamente configurado, sino los caminos que abrió a la investigación. El acierto de haber apuntado certeramente a hechos cruciales del psiquismo y de la conducta humana sobre los cuales había en ese momento una ignorancia absoluta.

Por fortuna, en los últimos tiempos se está haciendo un estudio más serio del gran legado freudiano, porque hace dos decadas llegó a tal extremo el intento de divulgar indiscriminadamente sus teorías, que no hubo actividad humana que no hubiese sido impregnada de ese hálito. A tal punto, que se nos estaba convirtiendo en una especie de anedoctario en paños menores. Cincuenta años despues de su muerte, tenemos la obligación de mirar, sin los apasionamientos positivos o negativos de otra epoca, el aporte de Freud al entendimiento de fenómenos fundamentales de la conducta humana. Una obra genial que posibilitó tomar caminos hasta entonces desconocidos. A pesar de tener aspectos completamente discutibles y otros absolutamnente inadmisibles, ha sido uno de los mayores aportes a la humanidad".

EL LEGADO FREUDIANO...

El doctor Luis Yamin, miembro de la Sociedad Colombiana de Psicoanálisis, señala: Freud encontró en la condicion humana una disociación básica en permanente conflicto: una parte oculta e inconsciente y otra reconocida y valorada. Para poder vivir en comunidad el ser racional debe rechazar y disfrazar al animal instintivo. Al estudiar y resolver esa dicotomía pudo Freud presentar una concepción integral del ser humano, lo que permitió a su vez una visión integral del mundo.

¿Qué es, pues, lo que se propone el psicoanálisis Sencillamente propiciar, en una relación terapéutica, que esa disociación aflore vivencialmente, para poder corregirla y elaborarla. El resultado es una mejor comunicación interna entre las partes en conflicto. Y en lo manifiesto un pensamiento más racional y objetivo.

La tarea del psicoanálisis, que no es otra que descubrir la verdad oculta en el conflicto inconsciente, siempre será ingrata. Paradójicamente, sus enemigos son las mismas "resistencias individuales" contra las que lucha y en las que la sociedad basa su existencia. La presión que la sociedad ejerce para acallarlo o modificarlo, es la misma fuerza contraria que el psicoanálisis emplea para descubrirle sus secretos. Por eso es y sera siempre controvertido.

Pero no sólo en el área médica y psicológica las implicaciones psicoanalíticas son perdurables, también instituciones culturales permanentes, como la religión, la filosofía, la moral, el derecho, etc., perciben su influencia renovadora. Es que modificar la relación tradicional entre lo físico y lo psíquico para que corresponda más a la verdad requiere mucha transformación y mucha historia.

También a los productos de la fantasía de los pueblos, como los mitos y las fábulas, ha podido el psicoanálisis aplicar sus conceptos para obtener una comprensión racional, tal como hace con los sueños y fantasías de las personas".--

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.