Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/1992 12:00:00 AM

Guerra de estrellas

Este fue el año de la contratación de personajes de talla internacional para transmitir el concurso.

Guerra de estrellas, Sección Especiales, edición 550, Dec 14 1992 Guerra de estrellas
EN CARTAGENA NO SOLO las candidatas compiten por la corona. Tampoco son sólo los patrocinadores los que invierten millones en hacer el mejor espectáculo en el reinado. Los medios de comunicación cada año aumentan sus presupuestos para cubrir el concurso y entran en abierta competencla para lograr mayor audiencia.
Por eso este año las candidatas no fueron las únicas protagonistas y en no pocas ocasiones pasaron a un segundo plano para darle paso a los personajes -nacionales e internacionales- que hicieron parte de esa "guerra" informativa que se desató entre quienes llegaron a La Heroica para cubrir el evento.
El desfile de estrellas en el aeropuerto atrajo tanta gente como la llegada de las reinas. La primera en hacerlo fue la ex Miss Universo Lupita Jones. La beldad mexicana, cargada con 10 maletas, una chaperona, un micrófono y una cámara, llegó como comentarista exclusiva del noticiero de televisión CMI, que anunció con bombo y platillos su arribo al país.
Unas horas más tarde se hizo presente Jaime Garzón. Como equipaje traía apenas una mochila tejida por los Arhuacos, un libro sobre los 500 años del descubrimiento de América y la responsabilidad informativa del Noticiero de las Siete.
Pero sin duda alguna, la gran estrella que ese año se hizo presente en Cartagena fue Chabeli Iglesias, la hija del cantante español Julio Iglesias y la beldad filipina Isabel Presley. La misma que se sienta a manteles con los reyes de España y que aparece prácticamente todas las semanas en las páginas de las revistas españolas. No sólo trajo una docena de maletas -una de las cuales desapareció y por este motivo faltó poco para que Chabeli se regresara a su país-, sino cuatro guardaespaldas, un manager y un catálogo de exigencias para su estadía en La Heroica. Ella llegó con la misión de lograr la mejor sintonía del reinado para el Noticiero QAP.
Detras de ella pero sin la comitiva de seguridad que se montó en el aeropuerto de Cartagena, apareció el actor Bruno Diaz. el famoso Fercho Durango de la recordada novela "El Gallito Ramírez". Bruno hizo su papel de periodista para el noticiero del Medio Día.
Unos días después llegó la ex Miss Universo colombiana, Luz Marina Zuluaga, como comentarista de radio. Y en la recta final del concurso apareció el actor mexicano Fernando Allende, quien fue el presentador oficial de la noche de la velada de coronación acompañando a la reconocida presentadora Pilar Castaño. Con ellos arribó también la actriz colombiana Aura Cristina Geithner, quien hizo sus primeros pinitos como periodista en uno de los programas especiales de RCN Televisión.
Y así comenzó la guerra de estrellas en busca de lograr la mejor sintonía para cada uno de los medios para los que fueron contratados. QAP, además de Chabeli, desplazó a dos periodistas y a un productor desde Bogotá, quienes se encargaron de producirle y editarle cada uno de los informes que hizo la española. Todas las noches transmitieron en directo desde el "Corralito de Piedra". Al set llegaban las candidatas que tuvieron el honor de ser entrevistadas por la hija de uno de los cantantes más famosos del mundo, y, valga la verdad, en más de una ocasión fue la entrevistadora la que le robo el show a la entrevistada, por la novedad de tener a un personaje internacional transmitiendo ante las cámaras. Como toda una vedette, Chabeli regresaba, rodeada por su séquito de seguridad, a su cuartel localizado en el Hotel Hilton, donde exigió una nevera repleta de bebidas no alcohólicas y privacidad absoluta para poder descansar. Su estadía en Cartagena, si bien atrajo la atención de los colombianos, no fue para nada afortunada entre la prensa que cubría el reinado y que tuvo que sortear más obstáculos para entrevistar a Chabeli que a la misma soberana.
Por su parte, Lupita Jones, tuvo como asistente a la veterana periodista Consuelo Cepeda. El trabajo de la Miss Universo mexicana se presentó entre pregrabados que realizó despues de largas horas de conversación con las candidatas. Pero mientras todos esperaban que la Jones -al igual que Chabeli- se movilizara por La Heroica entre un enjambre de guardaespaldas, managers, relacionistas públicos, etc., la belleza mexicana se aparecía sola en todos los actos que se programaron en el reinado. Como cualquier periodista, Lupita asistió a los ensayos y terminó con el overol de trabajo y logró no sólo un buen desempeño en el cubrimiento sino tambien el respaldo de la prensa nacional que cubría el evento.
Por el lado de las estrellas nacionales, Jaime Garzón fue el que se robó el show. Descomplicado, atrevido e irreverente, Garzón logró cumplir su misión con el Noticiero de las Siete. Se la pasó metido en el piso real, en los ensayos, en los desfiles y le botó mucha corriente a las entrevistas con las candidatas, que se mostraban encantadas de responderle y disfrutaban de sus impertinencias. Para cerrar con broche oro, Garzón terminó celebrándole los 500 años a dona Tera.
Asi se libró la guerra de las estrellas por atraer al público. Tratándose de sintonía, al igual que en el amor, todo se vale y cada uno hizo lo posible por "noquear" a sus contrincantes. Pero la verdad es que en esta ocasión la originalidad de Garzón, el humor de Bruno Diaz, la amabilidad de Luz Marina Zuluaga, el profesionalismo y el carisma de Lupita Jones y la novedad y la novatada de la Chabeli fueron una nota diferente en el concurso.
BANQUETE
Belleza, pan y vino
Las candidatas cumplieron con su cuota social, pero el gran ausente fue el padre García Herreros.
UNA COPA DE VINO Y UN pan de 50 pesos fue la cena de gala que se sirvió en el Claustro de las Animas durante el tradicional Banquete del Millón. Las 28 candidatas atendieron a los 200 comensales que se hicieron presentes pagando la suma de 20.000 pesos. Dinero que se invertirá en la segunda etapa del BArrio de las Reinas, que se construye en el sector de La Popa, y que benificiará a los pescadores que hoy se encuentran en los cordones de miseria que rodean la ciénaga de la Virgen.
El gran ausente de este año fue el padre Rafael García Herreros, gestor de esta cruzada por los pobres de Cartagena, quien todavía no se recupera de sus quebrantos de salud. El Banquete del Millón sirvió no solo para recoger los fondos que permitiran realizar la construcción de 200 casas en La Popa, sino que fue el escenario para que, por primera vez, después de siete días de permanecer en La Heroica, las candidatas tuvieran su primer contacto directo con el pueblo. Allí, en el patio de banderas del Centro de Convenciones, desfilaron para recibir el veredicto popular al ritmo de las papayeras y los conjuntos vallenatos.
Vestidas con atrevidas minifaldas, profundos escotes y muchos velos y transparencias, las candidatas firmaron autográfos, bailaron cumbias, porros y, por supuesto, el meneíto. Las más aplaudidas y quienes esa noche lograron robarse el corazón de los cartageneros fueron las representantes de Amazonas, Paula Andrea Betancurt; Santa Fe de Bogotá, Kathy Saenz; Santander, Claudia Patricia Reyes, y Cauca, Mónica Rodríguez Chávez. Las tres supieron por primera vez que el sueño de convertirse en nueva soberana de la belleza no estaba tan lejos.
Pero no solo este trío despertó la alegría entre la muchedumbre que se ubicó a lo largo del muelle de los Pegasos. San Andrés, Sharon Elizabeth Naranjo; Valle, Lina Fernanda Restrepo y Sucre, Angélica María Vallejo, tambien lograron conquistar un buen número de admiradores. Así como la representante de Sucre, la mejor bailarina de las 28 candidatas. El resto de la beldades que estuvieron en Cartagena, también tuvieron su oportunidad para ganar simpatizantes. Las que esa noche del Banquete del Millón no lograron el puntaje que las colocara en la lista de las favoritas, despues tuvieron la oportunidad de recuperarse, durante el desfile de carrozas que fue el segundo encuentro con los cartageneros, o en las balleneras, la tercera y última oportunidad de compartir con el pueblo.
Una nota predominante de este reinado fue la salud de algunas candidatas. Muchas de ellas sufrieron percances en plenas fiestas como consecuencia del extenuante trajín que tuvieron. Más de un susto se llevaron los edecanes y los acompañantes en cada uno de los desfiles. Casi siempre los malestares fueron ocasionados por la debilidad derivados de las estrictas dietas a las que se sometieron antes de llegar a Cartagena. Quienes llevaron la peor parte fueron las candidatas de Amazonas, Paula Andrea Betancurt Huila, Solvey Milena Salazar, y Sucre Angélica María Vallejo. Pero más allá de los desmayos, la preocupación de la organización del reinado corrió este año por cuenta de los problemas de orden público que se agudizaron durante la última semana en el país. Para evitar un susto mayor, las directivas optaron por reforzar el cordón de seguridad, no solo en el Hotel Hilton donde estuvieron hospedadas las candidatas sino en los clubes a donde asistieron a las fiestas privadas. Lo mismo ocurrió en el desfile de carrozas y balleneras. Durante este último la Armada hizo un patrullaje especial con sus cañoneras y se dispuso un cordón de seguridad que garantizara el normal desarrollo del evento. Todo esto hace parte de un concurso que año tras año tiene más participantes y más público asistente. Son 14 días en los que ninguna pieza del engranaje puede fallar y hasta el momento en sus 40 años de existencia todo ha salido a pedir de boca.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.