Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/13/1993 12:00:00 AM

Homenaje al deporte

Este año las candidatas estrenaron carruajes "deportivos" para su desfile ante el pueblo cartagenero.

Homenaje al deporte Homenaje al deporte
Homenaje al deporte
LA FIESTA DEL PUEBLO, COmo se le conoce al tradicional desfile de carrozas, que prácticamente es la presentación oficial de las reinas ante el pueblo cartagenero durante las festividades del 11 de noviembre, sufrió este año una metamorfósis. Los viejos y destartalados planchones, corroídos por la sal marina y adornados con penachos amarillentos, le dieron paso a unas enormes y sofisticadas berlinas que parecían buses intermunicipales de primera clase. A mejor vida pasaron los Willys y camionetas de los 50, que se recalentaban a mitad de camino y obligaban no sólo a algunas de las candidatas a hacer trasbordo en la mitad del desfile para cumplir con el recorrido de la avenida San Martín, sino que demoraban por tres y cuatro horas la aparición de las reinas en los recovecos de la Cartagena amurallada, donde el pueblo las esperaba impaciente.
Pero el cambio no sólo fue de pinta. Fue mucho más allá. Se reemplazaron los viejos artesanos que cada año diseñaban y montaban sus carrozas. Este año se contrataron los servicios de dos especialistas, Felipe Sanín y Franz Vandenenden, quienes en los últimos cinco años han creado y diseñado la escenografía de la velada de coronación. Ellos, a su vez, buscaron a los artesanos más famosos de Cartagena y Barranquilla, y los contrataron para que se encargaran del arreglo de las 10 carrozas que este año recorrieron las calles del "Corralito de Piedra".
En lugar de la profusión de motivos, producto de la imaginación de cada artista, hubo un solo tema: el deporte. La junta del Concurso Nacional de Belleza escogió diferentes disciplinas deportivas como emblema de sus carrozas para rendir un homenaje a todos los atletas que con sus triunfos en 1993 han sacado la cara por Colombia en el exterior. Entonces los nuevos y modernos planchones fueron adornados con figuras alegóricas a las diferentes justas deportivas: fútbol, ciclismo, tenis, canotaje, jabalina, carreras de coches, tiro al arco, discóbolo y cometa.
Y en lugar de las "veintipico", de carrozas que anteriormente hacían el recorrido, este año sólo fueron 10 las que se prepararon. En cada una desfilaron tres candidatas. Una más se adornó sólo para la Señorita Colombia, Paula Andrea Betancurt. Otra, más pequeña, para la reina popular. Y como todos los años, en medio de una fenomenal fiesta acompañada por los infaltables ingredientes de las fiestas novembrinas: buscapiés, bombas de agua y mucho ron, se realizó el desfile de carrozas. El cortejo lo encabezó Paula Andrea Betancurt. Su carruaje simbolizaba el triunfo deportivo: medallas de oro, plata y bronce hacían parte de la decoración, complementada con los anillos, la llama olímpica y la corona de laurel. Era una espectacular carroza donde predominaban los colores amarillo, azul y rojo.
Detrás de ella partió el fútbol, quizás el deporte que mayor satisfacción le ha dado este año al país. Nadie olvidó los goles del "Tino" Asprilla ni los magistrales pases del "Pibe" Valderrama, que a su paso eran vitoreados por la multitud. Y ese homenaje a la Selección Colombia se lo rindieron las representantes de Bolívar, Atlántico y Boyacá, quienes recorrieron a Cartagena sobre una réplica de un campo de fútbol, enmarcado por los banderines de los tiros de esquina. Y, en todo el centro, un enorme balón a punto de traspasar un arco de fútbol, en alusión a los cinco goles que Colombia le marcó a Argentina y que volvió a ser motivo para brindar.
Minutos más tarde inició su recorrido la carroza dedicada al tenis. En este enorme carruaje solo pudo desfilar la representante del Valle, pues a su compañera, la representante de La Guajira, no le alcanzó a llegar de Bogotá el disfraz que le diseñaron para esta ocasión.La carroza hacía homenaje al jugador colombiano que más se ha destacado en el exterior: Mauricio Hadad.
Al son de los vallenatos y la salsa hizo su aparición la carroza que transportó a las candidatas de Cauca, Caquetá y Casanare. Ellas iban en un planchón que aludía al deporte en cometa, que todos los días gana más adeptos en Colombia, pero que no despertó las mismas emociones de las anteriores entre el pueblo cartagenero. Después el turno le correspondió al ajedrez. Allí, sobre un tablero iban las candidatas de Cesar, Caldas y Córdoba. Esta última se ubicó estratégicamente para poner en jaque a sus contendoras y se reservó el mate para jugarlo el lunes en la noche en el Centro de Convenciones Cartagena de Indias. A Caldas le correspondió el puesto de uno de los peones. Claro que con su simpatía y espontaneidad, en poco tiempo pasó de ser un simple peón y se convirtió en un alfil muy cercano a la reina. Luego inició su desfile la carroza alegórica al lanzamiento de disco. Allí iban las candidatas de Cundinamarca y Guainía repartiendo besos imaginarios y uno que otro souvenir.
Los amantes del ciclismo estuvieron muy bien representados por las señoritas de Risaralda y Vichada, que se desplazaban sobre una carroza multicolor en la que sobresalían dos enormes ciclistas en icopor.
Las candidatas de Bogotá, Norte de Santander y San Andrés ocuparon el carruaje vestido con motivos inspirados en los lejendarios lanzadores de jabalina. A su paso, las comitivas las aclamaban mientras ellas repartían sonrisas en respuesta a las bombas de agua.
Gracias al estreno de carrozas, este año el desfile, que siempre transcurría lento y demorado, fue, en opinión del pueblo agolpado a lado y lado de las vías, "un desfile fugaz ". Al terminar el recorrido muchos se quedaron con deseos de fiesta y se quejaron de no haber tenido oportunidad de apreciar en detalle a las 30 candidatas departamentales. Contrario a otros años, las carrozas pasaron raudas y una hora después habían llegado a la meta.
Pero ahí no paró la fiesta. El pueblo se volcó a las calles y se entregó a su acostumbrado jolgorio. Aunque para los cartageneros cada año el Concurso Nacional de Belleza les es más extraño, y es sólo un evento al margen de sus celebraciones, con la terminación del desfile en los barrios se prendieron las verbenas populares. Durante cuatro días y cuatro noches se bailó y se tomó sin parar. Porque la espera de los carruajes reales es sólo el abrebocas de las tradicionales fiestas novembrinas.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com