Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/28/2004 12:00:00 AM

La U. de Internet

Diplomados, posgrados, cursos y talleres son algunas de las nuevas modalidades de posgrados en línea, una nueva tecnología que facilita el estudio pero divide a los expertos.

La U. de Internet Realizar un posgrado en Internet resulta interesante por sus bajos costos, pero las universidades deben invertir más recursos.
Antes, estudiar un posgrado era una verdadera proeza, más si este era en el exterior. La poca información, la demora de los correos y los costos hacían que estos programas estuvieran limitados a pocas personas.

Hoy, con el avance de las telecomunicaciones en el mundo, el concepto de educación a distancia ha sido una solución para quienes no disponen del tiempo o de recursos para desarrollar un posgrado ni en el país ni por fuera de él sino sólo desde su casa o en el trabajo. Por eso, cursar un posgrado por Internet resulta ser interesante por sus bajos costos y además porque la disponibilidad del tiempo depende principalmente de quien lo realiza.

"Lo que pasa es que estamos acostumbrados a las clases presenciales y a tiempos regulares de estudio. Con Internet esto se facilita, pero obliga a quien los toma a tener mayor disciplina", dice Adriana Buitrago, asesora del grupo de competitividad y desarrollo tecnológico del Sena.

Usualmente las personas que se inscriben a estos programas tienen la opción de recibir clases, de desarrollar módulos de trabajo con la asesoría de un tutor o en compañía de otro estudiante que está a miles de kilómetros, y de presentar exámenes y trabajos de manera electrónica.

Para enfrentar esta modalidad de estudio muchas personas no tienen las herramientas de formación virtual y se encuentran frente a un mundo desconocido. "Algunas personas que ingresan a estos cursos no tienen ni siquiera un correo electrónico o no lo saben manejar, y muchos otros no saben bien lo que es Internet", dice Buitrago. Por eso, para realizar este tipo de posgrados se requiere un mínimo de conocimientos previos como manejar el correo electrónico y acceso a Internet.

Con cautela las universidades se han ido involucrando para cubrir las demandas en ciertas áreas así como para especializar y actualizar al profesional en un campo determinado de la educación.

Para la directora general del Icetex, Marta Lucía Villegas, la educación virtual es una oportunidad para que los colombianos ingresen a los programas de educación superior. Además "respaldamos la difusión de las nuevas tecnologías y apoyamos los programas debidamente registrados, concediendo crédito educativo para los estudiantes que requieran la financiación de sus carreras".

Pero las opiniones parecen estar divididas en este tema. "En estos posgrados por Internet se pierden las intervenciones en las clases y el aprendizaje mutuo de los estudiantes", dice Francisco Piedrahita, rector de la Universidad Icesi. "Mucho de lo que uno aprende no es sólo del profesor sino de los compañeros".

Hay otros factores que influyen de forma directa y son las selecciones de estudiantes para este tipo de posgrados. Como el éxito del aprendizaje depende únicamente de ella, este tipo de educación requiere una persona que se haga responsable de su proceso de aprendizaje.

Javier Botero Álvarez, viceministro para la Educación Superior, afirma que los colombianos pueden tener acceso a buenos posgrados en Internet, dependiendo del área del conocimiento, de la calidad del mismo programa, de la institución y de la disciplina de cada estudiante. Eso sí, advierte que las personas deben revisar bien estas y otras variables antes de inscribirse en un programa, ya que muchos pueden ser costosos.

En los posgrados presenciales se tiene al profesor para que aclare y supla la no preparación del estudiante en el material mientras en los posgrados por Internet si la persona no está preparada su participación puede llegar a ser muy superficial. "Si no se tiene a un buen estudiante al otro lado del curso, las tasas de deserción se incrementan rápidamente porque las personas no tienen la motivación suficiente para continuar el posgrado", dice José Hernando Bahamón, director académico del Icesi.

El progreso del estudiante se logra en una mayor o menor escala por el profesor y la motivación que este brinda. Si el alumno se tiene al frente esto se hace con más facilidad, pero cuando se tiene a distancia, el estudiante no logra conectarse realmente.

Pese a esas falencias, para los estudiantes estos posgrados reducen a gran escala el tiempo y los costos de traslados de un lugar a otro en la ciudad, en el país o fuera de él. En las grandes ciudades, cuando trasladarse implica hacer un recorrido de dos horas y se pierde tiempo de estudio, o para quienes no disponen de grandes recursos es imposible pagar los costos en otra ciudad, este nuevo método de educación es la mejor alternativa si se quiere mejorar los conocimientos.

Para que estos posgrados sean realmente exitosos requieren por cada 20 estudiantes un tutor que representa para las universidades, que ofrecen buena calidad, un alza en los costos. Mientras en una clase presencial de 40 alumnos una universidad sólo cubre el costo de un profesor, si en un posgrado por Internet se tienen esos mismo 40 estudiantes les tocaría pagar un profesor y dos tutores.

"Siempre se ha pensado que la educación a distancia amplía la cobertura, y eso ha funcionado como argumento, pero eso no es cierto porque este tipo de educación demanda una atención personalizada del profesor frente al estudiante", dice Bahamón.

Cuando se trata de responder dudas, el profesor sólo puede aclarársela a cada alumno y terminaría por responder la misma pregunta mil veces. Lo que se traduce en un desgaste para el profesor y una falta de práctica para la universidad.

Para el estudiante este método puede ser interesante, pero para las universidades y los profesores primero habría que romper ciertas barreras como "el enriquecimiento mutuo que es difícil de reemplazar en Internet. Los posgrados por Internet aún no los estamos considerando pero como educación continuada sí estamos más cerca".

Puntos clave

Para acceder a un posgrado por Internet, se solicita usualmente como mínimo tener un título universitario.

Realizar este tipo de programas implica una inversión económica medianamente alta que cambia dependiendo de la universidad en la que se quiera realizar. También exige una dedicación en horas de trabajo que depende exclusivamente de quien lo esté cursando.

No se recomienda empezar este tipo de cursos inmediatamente después de terminar la universidad pues es importante tener claro qué áreas del conocimiento se quieren ejercer.

El programa debe exigir un buen expediente académico que dé parámetros a la selección.

Hay que estar bien informado respecto al prestigio de la universidad y del curso.

Se debe conocer los profesores, los contenidos del programa y contrastarlos con otros posgrados por Internet.

Es importante tener en cuenta los medios tecnológicos con los que cuenta la universidad para evitar futuros inconvenientes.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.