Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/1/1988 12:00:00 AM

MANIZALES

MANIZALES, Edición 322, Sección Especiales, 10540 MANIZALES
EN MANIZALES, INVIERTA SUS IMPUESTOS
Mucho se ha comentado en los últimos meses acerca de las grandes posibilidades de inversión que se han abierto en Manizales y en su zona de influencia. Se ha llegado a decir, incluso, que la capital del departamento de Caldas es actualmente, un paraíso tributario, y con esta sugestiva afirmación se ha promovido el establecimiento de varias industrias nuevas en el corazón de la zona cafetera.

Lo mejor de todo es que no se trata simplemente de un truco publicitario, sino de una realidad contundente: para quien decida invertir en Manizales hoy en día, el gobierno ha dispuesto una serie de estímulos tributarios que le podrían representar, hablando en plata blanca, un ahorro de cerca de un 30%. Dicho de otra manera, un inversionista que decida montar su empresa en Manizales tiene la oportunidad de incrementar su capacidad instalada en un 30%, por el simple hecho de haber escogido esta ciudad.

Pero, ¿de dónde surgieron estos privilegios que convierten a Manizales, como bien se ha dicho, en el sitio ideal para invertir?
La historia se remonta a uno de los hechos más lamentables de la historia colombiana, sucedido en noviembre de 1985: la erupción del cráter Arenas del volcán Nevado del Ruiz. A raíz de este suceso, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi decretó como zonas afectadas social y económicamente, entre otros, a los municipios caldenses de Chinchiná, Manizales, Palestina y Villamaría. Dado que la atención nacional se volcó hacia este fenómeno y la solidaridad del pueblo llevó a la toma de importantes decisiones que garantizaran una rehabilitación adecuada del sector, una de las medidas que fue acogida como de mayor importancia fue, precisamente, la de establecer ciertos estimulos y prebendas tributarias para atraer al inversionista a estas regiones y así volver a generar empleo y todos los beneficios que ocasiona el establecimiento o el incremento del sector industrial y agroindustrial.

A primera vista parecería absurdo invertir en una zona de riesgo, pero está comprobado que en el caso de Manizales no hay peligro alguno. Así lo indica el parte dado por los expertos a SEMANA: "Con la elaboración de mapas de riesgo y amenaza, que técnicamente han sido producidos por el Instituto de Investigaciones Geológico Mineras --Ingeominas--, en estrecha colaboración con Resurgir y el Instituto Geografico Agustín Codazzi, ha quedado demostrado que Manizales, su casco urbano y la zona industrial así como buena parte de sus áreas rurales, está completamente libre de amenaza volcánica. La erupción de noviembre de 1985 así lo comprobó y en futuros casos de erupción, si llegan a presentarse, sólo se esperaría en la ciudad la caída de cenizas en cantidades que sólo representan molestias menores para sus habitantes".

La ciudad, pues, con base en los hechos y en los estudios de expertos nacionales y extranjeros, es consciente de su posición frente al volcán y sobre esta realidad ha emprendido una dinámica acción para consolidarse como excelente opción de emplazamiento industrial.

Podría surgir, entonces, la pregunta de por qué, si no hay riesgo en Manizales, se le escogió como ciudad afectada por la erupción volcánica y luego se le recompensó con los beneficios tributarios. La respuesta salta a la vista: la zona afectada es aledaña a esta capital y se encuentra bajo su influencia. De manera que darle un impulso económico a la capital de Caldas se traduce en generación de empleo para los damnificados (muchos de los cuales, por cierto, vivían y viven en Manizales), quienes se convierten en receptores directos de todos los beneficios que esta medida trae consigo.
Y, ¿cuáles son, en de finitiva, los estímulos tributarios que convierter a Manizales en el sitio ideal para invertir?
Por medio del decreto 3830 de 1985 el gobierno nacional determinó que la maquinaria agrícola los equipos agroindustriales o industriales que ingresaran al país para ser instalados en las áreas que el Instituto Geográfico Agustin Codazzi declaró afectada por la erupcion volcánica, podrian ser importados libres de cualquier tributo. También se decretó que estarian exentas del impuesto de renta y complementarios las nuevas empresas agricolas o ganaderas, o los nuevos establecimientos industriales, comerciales o mineros que se establecieran en dichas áreas, por seis años.

Sin embargo, los plazos que contemplaba originalmente el 3830 resultaron inadecuados en el momento en que las normas legales recibieron su aprobación final, y por lo tanto el Congreso se vio en la necesidad de aprobar, a finales del año pasado, la Ley 44, por la cual se ampliaban tales plazos, para convertir a esta región, de una manera real, en un paraiso para los inversionistas nacionales y extranjeros.

De manera, pues, que con las normas vigentes, los beneficios tributarios que cobijan a la ciudad de Manizales y a los municipios caldenses de Palestina, Chinchiná y Villamaria quedaron de la siguiente forma:
--Exención total de impuestos, tasas contribuciones para los equipos que ingresen a pais con licencia de importación que haya sido aprobada por el Incomex a más tardar el 31 de diciembre de 1988.

--Exención del impuesto de renta y complementarios para las nuevas industrias, en esta proporción: los dos primeros años de su periodo productivo, exención total (100%). Tercer y cuarto años, 50% y para el quinto y el sexto años una exención del 20%.

No obstante, además de los beneficios emitidos por el gobierno nacional, en Manizales se crearon unas disposiciones municipales que complementan el cuadro fiscal de una manera bastante atractiva. La más llamativa de estas medidas es la exención del pago por concepto de impuesto predial y complementarios durante los 10 primeros años de funcionamiento de las plantas industriales y de las empresas.

Así, el ahorro llegó por todos los lados: al montar la empresa, al importar la maquinaria, al vender su producción...

Y, sin embargo, esto no es todo. Independientemente de las actuales prebendas fiscales, hay una serie de factores financieros, geográficos y de infraestructura que enfatizan el carácter paradisiaco de Manizales en materia de inversión.

En primer lugar, la situación geográfica de la ciudad permite una facil comunicación con las principales capitales colombianas. En efecto, Manizales se encuentra ubicada en el corazon de Colombia; más exactamente en el corazón de un triángulo conformado por Bogotá, Medellin y Cali. Tiene acceso a las principales vías, y ya se encuentra en construcción lo que se ha denominado la Troncal de Occidente, que sitúa a la capital de Caldas a 10 minutos de un paso obligado para quien se desplaza de Medellin a Bogotá o de Cali a estas ciudades. Tiene un aeropuerto sin congestiones, que mueve el número de vuelos que sea necesario (en este momento, por ejemplo, existen 9 vuelos diarios a Bogotá), y ya está aprobada por la Aerocivil la construcción del aeropuerto de Palestina, a media hora del centro de Manizales, que permitirá uno de los mayores volúmenes de carga de Colombia gracias a su clima y a su excelente situación geográfica.

Por otro lado, además de estar vinculada con todas las entidades financieras del pais, Manizales tiene una infraestructura financiera propia, que cubre todos los campos de la actividad. Entidades como la Corporación Financiera de Caldas, el Banco de Caldas, Alcaldas (almacenes de depósito), Seguros Atlas, Leasing de Caldas y la Fiduciaria Caldas, entre otros, tienen su sede principal en Manizales. La agilización en los trámites y en la toma de decisiones se reviste de gran agilidad, debido a que estas entidades trabajan en conjunto y tienen en la mira los mismos objetivos, en cuanto a fomento industrial se refiere. Es fácil suponer que si son estas instituciones las que están promoviendo la instauración de nuevas empresas, también estarán dispuestas a prestar toda su atención a los nuevos proyectos, en el menor tiempo posible.

Finalmente, para no tocar temas que están contenidos en otros articulos de esta misma separata, sólo hay que decir que la vida en Manizales guarda todas las ventajas de las ciudades intermedias, y en especial la seguridad: allí no se ven, por fortuna, los cortejos de guardaespaldas detrás de cada inversionista.--

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.