Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/25/2004 12:00:00 AM

Mucha tela por cortar

Las grandes textileras mejoraron su desempeño en 2003, especialmente por las nuevas oportunidades que abrió el Atpdea. La revaluación del peso y la entrada de China al mercado de Estados Unidos, plantean sin embargo desafíos difíciles.

Mucha tela por cortar Mucha tela por cortar
La industria de textiles y confecciones tuvo un buen año 2003. Así lo confirman los resultados de las tres compañías del sector que clasifican dentro de la lista de las 100 empresas más grandes del país: Fabricato-Tejicondor, Enka de Colombia y Coltejer.

La primera de ellas, Fabricato-Tejicondor, aumentó sus ventas en 18 por ciento y su utilidad neta en 15 por ciento. Enka, que produce fibras sintéticas y otros derivados, pasó de arrojar pérdidas por 123.407 millones de pesos en 2002 a registrar utilidades por 28.210 millones de pesos en 2003, de la mano de un aumento en sus ingresos operacionales del 16 por ciento. En el caso de Coltejer las cosas también marcharon por buen camino. La compañía incrementó sus ventas 22 por ciento, lo que le permitió borrar los números en rojo que traía de sus balances desde el año 2001 y contabilizar ganancias superiores a los 10.000 millones de pesos.

Este buen desempeño estuvo jalonado por dos factores: las condiciones impuestas por el Atpdea -el acuerdo mediante el cual las exportaciones colombianas de textiles y confecciones entran con cero arancel al mercado de Estados Unidos- y la tasa de cambio favorable de los tres primeros trimestres del año pasado.

El Atpdea obliga a los confeccionistas de los países beneficiarios del acuerdo (Ecuador, Bolivia, Perú y Colombia) a usar las materias primas producidas en su territorio. Esto ha generado una demanda cada vez mayor por textiles de la zona, situación que las empresas colombianas han sabido aprovechar al ser las más grandes de la región en tejido plano y las líderes en tejido de punto junto con las peruanas, según el presidente de Fabricato-Tejicondor, Luis Mariano Sanín.

En cuanto a la tasa de cambio que fue muy beneficiosa hasta octubre-, ésta les permitió a las empresas colombianas aumentar sus ventas por concepto de exportaciones, lo que unido al buen comportamiento de la demanda interna ayudó a sanear los balances de la mayoría de ellas. Sin embargo, ya empiezan a detectarse señales de preocupación entre los industriales, pues desde el último trimestre de 2003 se viene presentando un proceso de revaluación del peso que tiene el efecto contrario: quita competividad a los productos colombianos en el extranjero, al tiempo que debilita las finanzas de las compañías pues no es lo mismo recibir pagos en dólares cuando estos valen menos.

El sector se consolidó como líder en el ramo de las exportaciones. Gracias a las preferencias arancelarias que ofrece el Atpdea, las industrias del sector exportaron a Estados Unidos el año pasado cerca de 500 millones de dólares, lo que representa un incremento del 50 por ciento respecto a 2002. Para compensar la caída en las ventas a Venezuela (el segundo socio comercial de Colombia después de Estados Unidos), los textileros colombianos continuaron buscando nuevas oportunidades de negocios en otros lados. Fue así como el año pasado repuntaron las ventas a países como Ecuador, México o Perú y, en menor medida, a Europa a través de Gran Bretaña, Italia o España. La reciente ampliación del Sistema de Preferencias Generalizadas otorgado por la Unión Europea por un año más se notó en un leve repunte en las ventas al mercado europeo.

Para Sanín, desde el segundo semestre de 2003 se ha venido normalizado el tema con Venezuela, al reactivarse la obtención de permisos de giro, hasta el punto que en el primer bimestre de 2004 se ha detectado un incremento en la producción con destino al hermano país.

Tejer futuro

Pero el Atpdea, con todos sus beneficios, es tan sólo un acuerdo temporal y como tal vencerá en el año 2006, sin posibilidades de renovación. De ahí que las esperanzas estén cifradas en las negociaciones bilaterales del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, TLC.

El buen avance de dichas negociaciones y la perspectiva de acuerdos que garanticen condiciones ya no temporales sino definitivas han animado a los empresarios del sector a hacer nuevas inversiones, que en algunos casos superan los 30 millones de dólares. El aumento registrado en términos de capacidad instalada en el sector textil durante 2003 es aún más significativo si se tiene en cuenta que varias de sus empresas siguen en ley 550 de reestructuración económica, lo que les dificulta el acceso a financiación externa.

Las buenas perspectivas de llegar a acuerdos de libre comercio con Estados Unidos también han incentivado la inversión extranjera en el país, en la figura de alianzas estratégicas entre compañías locales y foráneas, que quieren aprovechar los beneficios de la mano de obra colombiana. Hace pocos días se consolidó un acuerdo entre la firma norteamericana Park Dale y el grupo Crystal de Colombia (que incluye marcas como Gef y Punto Blanco) para montar una nueva hilandería en el país. Sin embargo, en este tema aún falta mucho por recorrer. En concepto de Carlos Eduardo Botero, presidente de la cámara de textiles y confecciones de la Andi, el país aún no tiene una política tributaria diseñada para incentivar este tipo de inversiones, mientras que zonas como la centroamericana han hecho grandes esfuerzos para diseñar entornos fiscales atractivos para el capital extranjero.

El déficit de materias primas de origen nacional continúa siendo un problema para el sector. Cerca del 60 por ciento del algodón utilizado por la industria es importado, lo cual eleva los costos y al mismo tiempo dificulta el pleno disfrute de las preferencias otorgadas por el Atpdea. Según Sanín, se empieza a notar una reactivación en este campo, gracias al trabajo hecho por el Ministerio de Agricultura. La más reciente cosecha algodonera de la Costa Atlántica fue muy buena y se espera algo similar con la cosecha del Tolima, lo cual podría disminuir el volumen de algodón que el sector importa actualmente.

El año 2005 marcará el fin del Acuerdo Mundial de Textiles que rige actualmente en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Después de esa fecha China podrá entrar al mercado norteamericano sin cuotas, aranceles ni restricciones, por lo que Colombia deberá enfrentar una competencia feroz. El país asiático posee una estructura de costos muy competitiva gracias a una mano de obra barata y a que la tasa de cambio con respecto al dólar se ha devaluado 40 por ciento en los últimos años.

Colombia debe aprovechar la cercanía geográfica como una ventaja competitiva que consolide su relación con Estados Unidos. Lo que queda del Atpdea debe servir para afirmar la relación con clientes clave en Norteamérica y mitigar el impacto negativo que supondrá la entrada de China.

Pero China tiene otra cara, una más amable. Mientras su entrada al mercado norteamericano planteará una dura competencia, algunos actores del sector empiezan a ver en ella oportunidades de plantear alianzas estratégicas en las que los orientales pondrían textiles y mano de obra y Colombia, su reconocido talento en la confección y el diseño, famoso mundialmente con el auge de sus diseñadores de alta costura.

En suma aunque en el futuro se ven algunos obstáculos, el Atpdea aún tiene tela de donde cortar y el trabajo que se haga en la actualidad contribuirá a la consolidación de una posición fuerte desde la cual librar las batallas venideras.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.