Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/13/1994 12:00:00 AM

PROPIEDAD HORIZONTAL Y DISEÑO

PROPIEDAD HORIZONTAL Y DISEÑO, Edición 628, Sección Especiales, 22686 PROPIEDAD HORIZONTAL Y DISEÑO

ESPACIO PUBLICO, ESPACIO DE CONVIVENCIA

HAY QUIENES AFIRMAN QUE BOGOTA creció en 50 años tanto como Parìs en cinco siglos. ¿Exagerado? Los dos mapas que ilustran esta nota parecen apoyar lo contrario con todo y que su distancia en el tiempo es de apenas 32 años.
Estos y otros instrumentos claves para entender el crecimiento de la capital del país se encuentran en la Cartilla del Espacio Público, un documento que no ha recibido mayor difusión, pero résulta muy útil a la hora de evaluar ese componente indispensable de la vida en ciudad: el patrimonio compartido.
La cartilla fue preparada por el Taller Profesional del Espacio Público que funcionó entre febrero de 1992 y agosto del año pasado en el Departamento Admirtistrativo de Planeación Distrital (DAPD) con jóvenes arquitectos, principalmente de la Universidad Nacional y bajo la dirección de Sergio Trujillo, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA).
La existencia del taller daba cumplimiento a una de las iniciativas planteadas dentro del "Estatuto para el ordenamiento físico del Distrito Especial de Bogotá", más conocido como el Acuerdo 6 de 1990. Allí, la necesidad de crear un ente rector para el crecimiento de la urbe, concretamente en lo que se refiere al espacio público, fue evidenciada.
Sin embargo, el taller desapareció el año pasado, tras escasos 16 meses de existencia. Así, el panorama expuesto en el "Documento básico" gue abre la cartilla creada por los profesionales que trabajaron en él, al parecer, continúa vigente: "... Sobre el espacio público de Bogotá tienen hoy intervención un número cercano a 28 entidades oficiales -afirma Sergio Trujillo en dicho documento-, las cuales operan de manera dispersa y autónoma sobre un patrimonio que bien puede estimarse en 18 millones de metros cuadrados, buen porcentaje de los cuales naufragan hoy en día en el abandono, la enajenación para el uso privado y el deterioro fìsico creciente" .

OTRAS VOCES
La cartilla fue elaborada con la participación del DAPD y el respaldo para su publicación del Departamento Administrativo del Medio Ambiente (DAMA) y la Cámara de Comercio. Como iniciativa, también fue avalada por la Alcaldía Mayor de Bogotá.
En su texto inicial, el alcalde Jaime Castro y el director de Planeación Distrital, Andrés Escobar Uribe, afirman que si bien la cartilla no llena el gran vacío de Proyecto de Ciudad (así, con mayúsculas) del que adolece Bogotá, sí representa un instrumento de gran utilidad. Dicen ellos que se une a otras acciones que en la misma dirección ha tomado la administración de la ciudad y mencionan rápidamente una serie de normas que, según afirman, existen "no sólo en consonancia sino en complementariedad" con la cartilla.
Sin embargo, dentro del texto de la misma y en sus comentarios a SEMANA, para el director del desaparecido Taller Profesional del Espacio Público aquello de que las 28 entidades encargadas hoy del patrimonio compartido de los bogotanos operan de manera dispersa y autónoma sigue siendo cierto. Y acertada o no su opinión, la verdad es que el taller desapareció y la cartilla está prácticamente archivada.

DOCUMENTO DE CONVIVENCIA
La Cartilla del Espacio Público no ha llegado, como se esperaba, a manos de los arquitectos, los planificadores urbanos, las juntas de acción comunal, las juntas administradoras locales, las asociaciones de vecinos y los ciudadanos en general, aun cuando fue diseñada fundamentalmente como un documento de convivencia. Un documento abierto a comentarios y nuevos aportes.
Su contenido se expresa á través de fichas que se pueden ampliar o eliminar cuando sea necesario. Y estas son de tres tipos: las informativas, que dan cuenta del estado actual del espacio público bogotano; las normativas, que presentan las leyes que rigen para su desarrollo, y las indicativas, con soluciones del espacio compartido donde no sólo se contemplan algunas de las obras puntuales que urgentemente necesita la ciudad, como la recuperación de la margen del río San Cristóbal. En su elaboración también se tuvo en cuenta que una verdadera obra pública debe contemplar mobiliario, sistemas circulatorios, señalización, imagen y avisos, arborización... En fin, todo aquello que contribuya a que los ciudadanos sientan el patrimonio de todos como propio, útil y digno de ser conservado.
En las páginas iniciales de esta cartilla hay una reflexión histórica sobre el espacio público en Occidente y otra sobre su evolución en Bogotá. Ilustradas con hermosas tintillas de las obras más tradicionales de la ciudad van apareciendo la etapa Colonial, la Republicana, la que los teóricos de la arquitectura nacional han denominado como de Transición, la Moderna, y la Contemporánea y Metropolitana.
Una de las mayores virtudes del documento es que sus capítulos siguen la secuencia de temas formulados en el Acuerdo 6: medio ambiente, sistema orográfico, sistema hídrico, zonas recreativas de uso público, cobertura vegetal, elementos de conservación, zonas viales... En todos ellos aparecen datos y propuestas sorprendentes.
¿Un ejemplo? Mientras por cada habitante de Buenos Aires hay 19.25 metros cuadrados de parque, y por cada habitante de Londres, 18, en Bogotá sólo hay 3.27 metros cuadrados de parque per cápita. Y eso, contando zonas que hoy no están realmente habilitadas para tal fin. La Cartilla del Espacio Público es un documento de trabajo por rescatar.

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.