Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/8/2004 12:00:00 AM

Recuerdos vivos

Muchas de las divas que cautivaron en otras épocas y que desaparecieron de la esfera pública, siguen siendo ejemplo de belleza.

Recuerdos vivos Raquel Ércole
Muchos se preguntarán qué fue de aquellas mujeres que hace muchos años deslumbraron por su belleza y que en este momento permanecen en calendarios añosos que ya no darían cuenta del presente o en el olvido irremediable de las viejas revistas de farándula. Algunos recurrirán a ellas para calmar sus nostalgias y otros sacarán de vez en cuando sus fotografías del cajón de los recuerdos para volver al momento en que eran las grandes divas. Y querrán sin duda saber algo de sus vidas.

Su belleza permanece. No en los medios sino en el anonimato, detrás de alguna forma de vida diferente o en la tristeza de la desconsideración.

María Eugenia Dávila

La bella actriz que hizo actuaciones memorables como la de María Cano, en la película del mismo nombre, y María Consuelo en Señora Isabel, recuerda a sus 55 años sus épocas de gloria.

No ha vuelto a trabajar en televisión porque no la llaman y se vio obligada por ello a asumir un retiro forzoso y dedicarse a la docencia en una escuela de arte dramático. Con este trabajo lucha también para superar su adicción al alcohol y las drogas.

Raquel Ércole

Era tal su belleza que la comparaban con la italiana Sofía Loren. Sus rasgos orientales mostraban un exotismo que despertaba suspiros en los hombres de su época. Llegó a la televisión en 1955 como bailarina de la escuela de Kyril Pikieris. Su primer papel fue en Recuerdo a mamá y en 1963 protagonizó la telenovela En nombre del amor, con lo que empezó una fértil carrera que la ubicó en el sitial de las mejores actrices de entonces. Después de un largo receso apareció interpretando un papel en El auténtico Rodrigo Leal, novela que terminó hace poco y en la que demostró que su talento y su belleza permanecen intactos.

Rebeca López

Cuando trabajaba como secretaria de Acerías Paz del Río, Rebeca López leyó un anuncio clasificado en el que solicitaban mujeres bien presentadas. Ese fue el punto de giro que en 1956 la llevó de las oficinas a la actuación, en donde fue apreciada por sus grandes habilidades histriónicas y por su belleza, por la que a comparaban con la estadounidense Shirley Mac Laine. Es recordada por papeles como el que interpretó en 1963 en la telenovela Extraño destino y por especializarse en representaciones de mujeres malvadas. Lleva tiempo sin trabajar.

Dora Cadavid

Reconocida como una de las actrices más bellas de los años 50, goza a los 66 años de un amplio reconocimiento por papeles recientes en telenovelas de la trascendencia de Café y Yo soy Betty, la fea. Participa también activamente en teatro y en diferentes telenovelas y seriados.

Lucero Galindo

El intenso verde de sus ojos la hacía resaltar entre las bellas de los años 70 y 80. También su voz clara y fuerte y una notable maestría para interpretar personajes antagónicos. Se convirtió en actriz en 1969, cuando, tras una invitación del actor Ugo Armando, dejó un trabajo que tenía en una entidad del gobierno. Hizo importantes papeles y a sus 64 años lamenta que con su amplia trayectoria tenga que hacer castings para participar como extra en distintas producciones.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.