Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/1992 12:00:00 AM

Sala de restauración

A pesar de su juventud y belleza, las candidatas necesitan kilos de maquillaje antes de salir a competir.

Sala de restauración Sala de restauración
SECADORES DE PELO, maletines con 50 kilos de maquillaje, docenas de esmaltes, quitaesmaltes, cientos de rulos, infinidad de sombras, pestañinas, delineadores, centenares de frascos de laca, cremas limpiadoras, bases, hacen parte de la parafernalia que tiene cada uno de los 28 maquilladores y peinadores que acompañan a las candidatas con la misión de embecellerlas tres veces al día, antes de participar en los eventos del reinado.
En sus manos está en convertir un rostro agotado por el trasnocho y el cansancio en el alegre y lozano que tenían al llegar a Cartagena. De resaltar sus cualidades físicas y ocultar los defectos. Aumentar las pestañas y poblar las cejas. De darle brillo a los ojos. De volver unos labios pálidos en sensuales y voluptuosos. En pocas palabras, en darle belleza a la belleza.
Ese toque mágico se lleva a cabo en cuatro salas que están montadas en el piso real y que todos los días en punto de las seis de la mañana se convierte en un mercado persa. Allí, una por una, van pasando las candidatas que se someten durante 30 minutos a ese ritual a la vanidad. Este año, al igual que los diseñadores, los expertos en embellecer los rostros de las soberanas optaron por utilizar un maquillaje muy suave para las presentaciones del día, con el fin de que tuvieran una imagen más natural. En la noche, el maquillaje se acentúa y las candidatas parecen mucho mayores que unas horas antes.
Para lograr este resultado los maquilladores están utilizando la última línea que lanzó Jolie de Vogue: colores pasteles que permiten un maquillaje más discreto y que resalta las líneas de la cara. Para los labios, tonos fuertes especialmente el rojo vivo, con el fin de darle una mayor sensualidad. Según los maquilladores, este año hasta las cejas tuvieron estilo propio. "Se trabajaron al estilo Sarita Montiel" dijo un maquillador, "es decir, triangulares gruesas". Y para acentuar el brillo los ojos, los estilistas aseguran que la tonos humo "los hace ver mucho más grandes".
Este año las candidatas que participaron en el reinado de Cartagena destacaron por la belleza de sus pieles. En opinión de los encargados del maquillaje "no hubo necesidad de someterlas a intensos tratamientos". Sólo dos de ellas, las representantes de Guaviare, Claudia Marcela Devia, y Casanare, Luz Karime Galeano, tuvieron que recurrir a los trucos de sus estilistas para esconder uno que otro pequeño defecto.
Pero más que seguir una moda, cada maquillador trabaja su propio estilo según la candidata. Ellos, que ya han estudiado sus rostros, saben que es lo que a cada una le conviene para resaltar su belleza. Por eso en los desfiles se vio todo tipo de maquillajes. Unos más fuertes que otros. Dos de las candidatas se lanzaron por el "maquillaje blanco" -las representantes de Bolívar Ana Maria Trujillo, y Chocó, Magaly Caicedo. Pero según los expertos, este tipo de maquillaje hace mucho tiempo pasó de moda.
Los rostros maquillados que más llamaron la atención fueron los de la representante de Santa Fe de Bogotá, Kathy Saenz, quien siempre lució muy natural y bronceada, no por el sol de Cartagena, que no tuvo tiempo de aprovechar sino gracias a la combinación de colores que realizó su estilista. Norte de Santander, Claudia Patricia Prado, logró llamar la atención por la sensualidad de sus labios. Siempre pintados con tonos vivos que resaltaban su belleza. Atrás no se quedó Boyaca, Carmen Johana Ocampo, quien utilizó un maquillaje muy suave que daba la sensación de que no necesitaba de éste.
LOS PEINADOS
En cuanto a los peinados la moña volvió por sus fueros. La gran mayoría de las candidatas se apuntaron a este estilo en los desfiles que realizaron en la noche, recordando las viejas épocas de los 70. La moña les permitió lucir más despejados sus rostros. Las que más utilizaron este tipo de peinado fueron las candidatas de La Guajira, María Nelly Contreras; Caldas, Patricia Arango Londoño y San Andrés, Sharon Elizabeth Naranjo.
Pero el rey del reinado es el pelo suelto. Como norma, todas las participantes tenían el cabello largo, pues esto se ha convertido casi que en un requisito tan estricto como el 90-60-90. Las que nunca se recogieron el pelo fueron las candidatas de Santa Fe de Bogotá, Kathy Saenz Herrera; Sucre, Angélica María Vallejo, y Valle, Lina Fernanda Restrepo.
Todo este trabajo de "restauración" ocupó una buena parte de la vida de las candidatas que cada día tenían que visitar, por obligación, la sala de maquillaje mínimo en tres oportunidades. Y durante el día pasaban un promedio de cinco veces para someterse a un "retoque " porque una cosa es un rostro maquillado en Bogotá y otra muy distinta en La Heroica, donde la temperatura por esta época alcanza los 35 grados.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com