Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/2002 12:00:00 AM

Sin afanes

No habrá que salir ni a hacer mercado pues éste llegará directamente a la casa. Sólo iremos a la oficina unas pocas veces al mes.

Sin afanes Sin afanes
Hurgando entre mis papeles encontré un artículo que escribí hace 20 años para la revista SEMANA. Algunas de mis predicciones sobre el transporte en las ciudades se han cumplido. La competencia entre los combustibles derivados del petróleo, la bioenergía, las celdas de hidrógeno y la electricidad permitió que se desarrollara la energía limpia hasta tal punto que la contaminación producida por los vehículos es casi inexistente. Las gripas, el asma, el cáncer y las enfermedades bronquiales han disminuido sustancialmente.

El tráfico automotor no es tan caótico como se esperaba a principios del milenio. La solución al transporte y el gran cambio urbano para nuestras ciudades se inició con el Transmilenio, que creamos a principios del siglo. Hoy es mucho más fácil y más barato llegar a cualquier parte en el sistema de transporte masivo que en el carro particular y además no nos cuesta el parqueadero privado, obligatorio desde cuando se abolió en 2010 la posibilidad de parquear en las calles.

Manejar es mucho más fácil que antes. El posicionador geográfico y el computador nos señalan dónde hay congestiones y nos seleccionan la alternativa más rápida. Sin embargo no usamos el carro casi nunca, ni siquiera para ir al mercado ya que éste nos llega a la casa. Todas las transacciones bancarias y los pagos los hacemos desde office centers de bolsillo.

El pico y placa terminó hace cinco años. Los viajes de rutina han disminuido. Las bicicletas han aumentado. Un alto porcentaje de personas trabajan en sus casas y van a su empresa en pocas ocasiones al mes. Lo mismo los estudiantes, sobre todo los universitarios. Algunos colegios todavía tienen su jornada diaria para la formación de los valores y la vida en comunidad. Todo lo demás se enseña por medio de la 'supranet'.

Las predicciones que aún no se cumplen son las de las tiras cómicas: que los carros volarían... Que la conducción de tales aparatos sería automática por vías aéreas regidas por computadores... Y que las ciudades cada día serían más caóticas, contaminadas y congestionadas. Nada de eso ha sucedido. Por el contrario, las ciudades cada día tienen más espacio público para caminar y disfrutar. El cielo limpio y el buen genio es proverbial. El dinero de las clases medias ya no se gasta en comprar carro, pagarle los seguros, la gasolina y el taller. Las casas y los apartamentos tienen más espacio para las personas y menos garajes. Todo ha cambiado. La vida es más familiar, más tranquila y menos estresante que cuando escribí el artículo para la revista SEMANA, que hoy es virtual como casi todo... a mi edad.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com