Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/30/1991 12:00:00 AM

VALLE

VALLE, Edición 500, Sección Especiales VALLE
Cuando los hermanos Llano decidieron vender maní en el colegio, el negocio no pasaba de ser un simple medio de sustento personal.
Pero con el tiempo el enano se creció, y lo que antes fue considerado como un trabajo temporal -mientras transcurrían los años de estudios secundarios y universitarios se convirtió en una empresa sólida, que incluso ya se da el lujo de exportar a Europa.
El éxito los cogió por sorpresa. Su único producto, el maní de sal, se vio pronto acompañado de otras variedades, como el mani con pasas y el maní dulce.
Cuando llegó el momento de la evaluación el negocio había aumentado tanto, que se hizo inminente la expedición de una licencia de funcionamiento, y por lo tanto, de la fundación de la empresa como tal. El paso era decisivo, pues su inexperiencia como empresarios podía echar al traste con todo el trabajo hasta ahora construido. En ese instante apareció la Fundación Carvajal para el desarrollo de la microempresa.
Gracias a su ayuda y a la que posteriormente les proporcionó Fundaempresa otra institución sin ánimo de lucro dedicada al estímulo de este tipo de empresas los hermanos Llano pudieron consolidarse. Sus productos empezaron a despacharse a los supermercados y en corto tiempo las precarias instalaciones que habían acomodado en su propia casa, se cambiaron por una sede más amplia que hoy se quedó también pequeña. Actualmente sus amplias variedades de presentación del maní, que incluyen turrones y mantequilla, no sólo cubren el Valle del Cauca, sino también Bogotá, Medellín y Popayán. Y por si fuera poco, el año pasado los hermanos Llano exportaron 12 toneladas de mani a Holanda.
El anterior ejemplo no es un caso aislado en Cali. Hoy en día, miles de jóvenes egresados han incursionado en el mundo de la microempresa con un éxito incluso superior al obtenido por varios países desarrollados, gracias a las instituciones que para este fin se han creado en el departamento del Valle. Carvajal fue una de las pioneras en este campo. Y después le siguió una hija de la FES: Fundaempresa.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com