foros semana

El Caribe, una región clave para el desarrollo de Colombia

Empresarios, autoridades locales y representantes de sectores gremiales se reunieron para debatir sobre las perspectivas y tareas pendientes de esta región, clave para el crecimiento económico del país. Cerrar brechas sociales y controlar las tarifas de energía son algunas de las tareas pendientes. 


En el foro ‘¿Qué viene para el Caribe colombiano?’, expertos destacaron la importancia de este territorio para la economía nacional. Actualmente, la región representa el 15 por ciento del PIB gracias a su industria portuaria, turística y de la construcción, entre otras. En total hay 75 instalaciones portuarias, en las que, según explicó Tatiana Navarro, superintendente delegada de Puertos, se han realizado obras de mejoramiento para cada especialidad. “Esto ha permitido una integración de la industria naviera”, puntualizó.

Por su parte, Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), advirtió que el tráfico portuario de 2021 alcanzó 168,6 millones de toneladas y este movimiento de mercancías es liderado por la zona portuaria de la región del Caribe, con un total de 141,4 millones de toneladas y 87 por ciento de participación sobre la cifra total de tráfico portuario. Además, señaló como una oportunidad para la región recuperar la navegabilidad del río Magdalena a fin de contar con otro puerto, como el Puerto Internacional de Barrancabermeja.

En cuanto a la construcción, la vivienda ha sido uno de los sectores que más ha crecido en los últimos años. Roberto Moreno, presidente de Amarilo, explicó que bajo el concepto de ‘Ciudad dentro de la ciudad’ han promovido casi 15.000 viviendas en la zona Caribe. “Este año vamos a entregar más de 3.500 viviendas y a comercializar más de 5.000”, precisó.

Si bien la región Caribe ha desarrollado en todos los sectores un gran esfuerzo para fortalecer los procesos de innovación y emprendimiento, debe seguir luchando contra la desigualdad. Paola Amar, vicerrectora de Investigación, Extensión e Innovación de la Universidad Simón Bolívar, afirmó que “no es una región que se comporte de manera homogénea porque los ocho departamentos que la componen son bastante dispares”.

La informalidad y el desempleo –según el Dane, está en el 11,8 por ciento– son otras de las tareas pendientes. Al respecto, María Claudia Peñas, gerente de la Seccional Bolívar de la Andi, habló de la autopista de los dos carriles, con la cual buscan contribuir a cerrar la brecha social a través del fortalecimiento del tejido empresarial y la superación de la pobreza. La educación y el desarrollo serán las prioridades.

En materia agroalimentaria, y haciendo referencia a la nueva propuesta del Gobierno Petro de convertir a Colombia en una potencia mundial de alimentos, los expertos advirtieron que lo más importante son las condiciones que permitan una explotación productiva, rentable y competitiva de la tierra. Es decir, acceso al agua, semillas mejoradas, conectividad y energía.

Según Nicolás Pérez, presidente de Fedepalma, “el Caribe es tal vez la región que tiene el servicio más costoso y menos confiable de energía, lo cual afecta la competitividad de la industria”. También hay preocupación por los incrementos en las tarifas del servicio de energía eléctrica de casi el 50 por ciento en la región. Para el presidente de Andesco, Camilo Sánchez, “se logró hacer una transición trayendo dos empresas fundamentales para el Caribe, como lo son Afinia y Aire Energía, para evitar un colapso, porque durante muchos años no se hicieron las inversiones que se requerían”. Por su parte, el director de la Oficina de Servicios Públicos de la Alcaldía de Barranquilla, Juan Carlos Gómez, sostuvo que una salida a esta problemática es acelerar el paso hacia la transición energética.

Este evento fue organizado por Foros Semana, Tecnoglass, la Alcaldía de Barranquilla, Amarilo y Afinia.