estados unidos

Aterrador: niña fue arrastrada por un autobús, tras quedar atrapada en la puerta

Los padres de la menor impusieron una demanda en contra de la conductora, ya que no se fijó en que la niña descendiera del bus de manera segura.


Luego de seis años del fuerte accidente de una menor en el estado de Kentucky, en Estados Unidos, quien al bajar de su ruta escolar quedó atrapada en la puerta del bus y fue arrastrada por la conductora Melinda Sanders, encargada de dejar a los menores, el video del hecho está siendo tendencia debido al juicio que se desarrolla en contra de la mujer por estos días.

El aterrador video muestra el momento justo en que la mujer frena para que la niña de seis años baje del autobús. Enseguida se abren en su totalidad las puertas y la menor desciende del vehículo con el problema de que su maleta se queda atascada cuando las puertas se cerraban.

Sin percatarse, la mujer que va manejando decide arrancar y un hombre que va en el autobús, casi al lado de ella, muy cerca de la puerta, tampoco se percata del hecho. En el video también se observa el momento en el que, al acelerar, la chiquita intenta correr llevándole el paso al bus, pero no lo logra y a los pocos segundos cae al piso.

Pasan los segundos y, aunque pareciera que Sanders gira su cabeza para revisar la puerta, no se da cuenta de que un pedazo de la maleta está atascada en la puerta indicando que algo no estaba bien.

En la grabación se ve a la mujer hablando con la otra persona que se encontraba al lado de ella y quien tampoco tuvo la precaución de verificar si la menor había bajado sin problema del autobús. Una vez la conductora se percata de que otro carro le está pitando insistentemente y de que la puerta no está del todo cerrada, se detiene y es cuando se da cuenta de que la menor estaba siendo arrastrada.

En el video que fue publicado estos días y el cual forma parte de las pruebas en el juicio contra la mujer se puede ver que la niña fue arrastrada casi 350 metros antes de que la chofer se detuviera.

Durante el juicio, los abogados señalaron que “el momento en que los niños suben y bajan del bus es un momento de la verdad. No dejes que nada te distraiga“, mientras que Sanders aseguró que “significa mucho para mí y desearía haber seguido esa regla ese día. Pero no puedo retroceder ese día”.

Durante su testimonio, la conductora y entrenadora de conducción de micros escolares Katrina Ferral dijo que esto era terrible y lamentable: “Los ves bajar del autobús, cierras la puerta. Cuando están lejos del autobús, cierras la puerta, miras en ese espejo y compruebas que están a salvo. Tienen que estar a tres metros de distancia antes de arrancar”, agregó.

Por su parte, el doctor Sheldon Bond, el cirujano pediátrico de la menor, señaló en el juicio las graves lesiones que habría sufrido: “Esta fue el área de la lesión mayor”, dijo Bond mientras señalaba la parte superior de la pierna izquierda. “Tuvimos algo de pérdida de piel aquí y algo de pérdida de piel allá (señala cada pierna). Esta fue una abrasión muy grande que fue restregada”.

De acuerdo con información de Nypost, la víctima sufrió un fuerte daño nervioso, trastorno de estrés postraumático y fue sometida a varias cirugías debido al incidente.