Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/17/1989 12:00:00 AM

¡CORTEN!

Luego de 17 años de matrimonio y de ser considerada la pareja ideal de Hollywood, Jane Fonda y Tom Hayden decidieron partir cobija.

¡CORTEN!, Sección Gente, edición 359, Apr 17 1989 ¡CORTEN!
La gente, sorprendida, se enteró por la primera página de un periódico pequeño e intelectual, el Herald Examiner de Los Angeles. Después apareció en un diario más grande, el Times, de la misma ciudad . Luego las cadenas de televisión, los programas de radio, las revistas y otros periódicos siguieron profundizando en la que se convirtió para algunos en la noticia del mes: la separación, después de 17 años de vida conyugal, de la actriz Jane Fonda y el político y escritor Tom Hayden.
Símbolo sexual mientras estuvo en las manos del director francés Roger Vadim y lanzada en una película erótica llamada "Barbarella", Jane Fonda al conocer a Tom Hayden -un ambicioso intelectual californiano que en ciertos momentos ha representado las mejores esperanzas para un sector minoritario de los jóvenes norteamericanos- se convirtió en una activista que viajó a Saigón. Se entrevistó con los vietnamitas, pronunció discursos contra Johnson y Nixon y durante algunos años fue considerada una proscrita por los magnates de Hollywood, para quienes ella era una joven perturbada por la celebridad. Hasta dejó de hablarse con su padre, el actor Henry Fonda y sólo se pudieron reconciliar a raíz de la última película de éste, "La laguna dorada", la única que filmaron juntos.
Ninguno de los dos ha querido soltar una sola palabra. La semana anterior casi todas las publicaciones especulaban sobre los verdaderos motivos de esta separación y numerosos admiradores y seguidores políticos les han enviado mensajes y flores, pidiéndoles que se reconcilien. Los amigos más cercanos han sido discretos pero se sabe que no hubo pelea, ni recriminaciones, y aparentemente ninguno de los dos está interesado en otra persona. La palabra divorcio no ha sido pronunciada todavía, ni se ha tocado el tema de cómo se repartirán su fortuna personal calculada en más de 60 millones de dólares.
Una columnista del New York Times confesaba cómo se sentía triste al no verlos juntos en reuniones públicas y afirmaba que esta pareja se había convertido en uno de los símbolos políticos y culturales de la Norteamérica de los últimos 15 años.
Como en todos estos casos, surge la pregunta: ¿quién ayudó más a quién? Todos están de acuerdo en que ella no hubiera alcanzado la estabilidad que tiene sin la ayuda de Tom, y éste no tendría la estrella política actual sin el apoyo de la mujer. Algunos amigos son más específicos: ella aportó belleza, elegancia y dinero para sus actividades políticas, y él le concedió a Jane una imagen política legitima y real .
Era la pareja perfecta. La actriz muy hermosa y sensual, con películas como " Klute" y " Regreso sin gloria", y el activista político de pelo largo que empleaba el mismo lenguaje de los muchachos que tiraban piedras contra los policías. Eran los avanzados en la renovación política de Hollywood, los voceros de una izquierda exquisita que comía caviar, vestía elegantemente y leía a los autores cubanos, con dos enormes residencias en Los Angeles, un rancho en Santa Bárbara y una generosidad sin límites para apoyar a jóvenes artistas (pintores y realizadores de cine), quienes siempre salían con un cheque en las manos para hacer lo que quisieran. Como escribe una periodista: "Eran el rey, la reina y su corte, ambos jugaban a lo que eran, a lo que sentían, destinados a seguir siendo famosos durante muchos años".
Ahora esa pareja real está en proceso de disolución, los cortesanos no saben qué hacer, los amigos no conceden declaraciones y lo único oficial es que un proceso de separación sigue avanzando.
¿Qué ocurrió para que una pareja perfecta se acabara? Algunos dicen que durante estos años se produjeron golpes y heridas que el tiempo ni el amor restañaron. Algunos dicen que ella se cansó de ser mirada, no como la pionera de los videos aeróbicos, la gran empresaria y la actriz estupenda y premiada, sino como la mujer de un político presidenciable y apuesto, con mucho futuro. Se cansó que muchos la buscaran sólo por estar cerca del marido.
Sin la ayuda económica de Jane Fonda, a estas alturas, Tom Hayden puede seguir caminando solo. Los votantes californianos le han sido fieles. Ella seguramente continuará con sus videos, cada vez más especializados y dirigidos a determinados grupos humanos (ancianos, mujeres embarazadas, niños, etc.), y hará más películas y seguirá con su imagen hermosa y elegante de actriz izquierdista en un Hollywood cada vez más conservador. Pero el sueño de miles de admiradores está roto.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Es una refrendación de mi inocencia": Cepeda gana batalla jurídica a Uribe

    "Es una refrendación de mi inocencia": Cepeda gana batalla jurídica a Uribe

    close
  • Las razones por las que los estudiantes continúan marchando

    Las razones por las que los estudiantes continúan marchando

    close
  • Los mitos más populares de la ciencia

    Los mitos más populares de la ciencia

    close
  • "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    close
  • ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1902

PORTADA

Memorias de medio siglo

Enrique Santos Calderón cuenta las últimas cinco décadas en Colombia a través de su papel en el movimiento estudiantil de los sesenta, su militancia en la izquierda en los setenta, su pluma en ‘Contraescape’, su oficialismo como director de ‘El Tiempo’ y su relación con el hermano-presidente.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1902

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.