Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/1997 12:00:00 AM

DIGNO DE HOLLYWOOD

El apartamento de Manuel Riveira, el manager de Carlos Vives, llega a las páginas de revistas internacionales.

DIGNO DE HOLLYWOOD DIGNO DE HOLLYWOOD
Manuel Riveira _Mane_ es un hombre muy controvertido. Hace cinco años, cuando apenas bordeaba los 30, se convirtió en el manager de Carlos Vives. De ahí hasta ahora, Vives ha llegado a ser una estrella internacional y su manager un hombre acomodado. La clave del éxito de este binomio ha consistido en que Manuel Riveira hace de pararrayos de su cliente, de manera que mientras Vives siempre se lleva las palmas Riveira se lleva las vainas. Pero a pesar de que Mane siempre ha sido un hombre de muchos enemigos todo el mundo está de acuerdo con dos cosas: la primera, que el fenómeno Carlos Vives no se hubiera logrado sin el equipo que hace este par. Y la segunda, que a Riveira le gusta la buena vida.Mane Riveira goza la vida y el fruto de su trabajo. Le gusta rodearse de las cosas más finas y dice que cuando se case va a pedir que no le envíen regalos porque ya lo tiene todo. Esto le ha costado que en algunas ocasiones lo califiquen de ostentoso. A él eso nunca le ha importado y le atribuye estos comentarios a lo que llama "las malas lenguas", nombre con el que tituló una canción que compuso con Carlos Vives para su nuevo disco.Con todos estos antecedentes, no era de extrañar la expectativa que había generado la inauguración de su nuevo apartamento, al cual le había dedicado 10 meses de remodelación y dos años de compras de obras de arte en las principales capitales del mundo. Riveira le dio un vuelco total a la construcción de 215 metros cuadrados en Los Rosales para abrir espacios e imprimirle a su nueva residencia su propio sello. Todo esto, combinado con los avances de la tecnología moderna que permiten hacer la vida más cómoda y confortable. En cada rincón del apartamento, por ejemplo, hay un finísimo equipo de sonido Bang & Olufsen, cuyo costo asciende a varios miles de dólares. La iluminación de los diferentes ambientes se maneja a control remoto a través de un sistema computarizado. Los cuadros que cuelgan en los muros son una selección de los mejores pintores colombianos, tales como Alejandro Obregón y Gonzalo Ariza. El apartamento está hecho con tal meticulosidad que algunos de esos cuadros de gran tamaño debieron ser empotrados para permitir su exhibición en los muros curvos del hall. Además de los muebles y objetos de diseño que hay en la decoración, también causa sorpresa el vestier de Riveira. No sólo contiene la colección de corbatas Hermes más grande de Colombia sino 50 pares de zapatos, filas y filas de vestidos Versace y Armani y todas sus camisas son hechas a la medida por el famoso camisero Ascot Chang. Y si todo esto no impresiona, sí llama la atención que para que no se dañen sus vestidos ha invertido cerca de 5.000 dólares en ganchos ajustables producidos por un diseñador milanés. En lo que todo el mundo está de acuerdo es en que apartamentos como el de Riveira no hay muchos en Colombia. Y lo que es increíble es que todo esto lo llevó a cabo sin la asesoría de un decorador. La totalidad de los detalles han sido no sólo sus ideas sino ejecutados por él mismo. Hasta hace poco este apartamento despertaba admiración en todos aquellos quienes lo conocían. Sorprendía que un samario extrovertido, soltero e informal acabara montando en Bogotá un palacete de un millón de dólares y buen gusto. La gran sorpresa se la llevó el propio Mane cuando un día vino a visitarlo un amigo norteamericano, quien tenía contacto con la revista Architectural Digest, la biblia de la decoración en el mundo. Al visitante le llamó la atención la residencia y le sugirió a la revista seguirle la pista. El resultado de esta gestión ha sido una comunicación en la cual le han solicitado unas fotos sobre su nuevo hábitat. Respecto al nivel de su residencia, Riveira argumenta que no puede vivir de otra manera. Cada vez que viaja se hospeda en los mejores hoteles del mundo y eso lo ha vuelto muy exigente en su estilo de vida. Precisamente Manuel Riveira y Carlos Vives acaban de regresar de pasar un mes y medio en el hotel Four Seasons de Nueva York, donde estaban terminando la grabación de su último disco, Tengo fe.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com