Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/1991 12:00:00 AM

A DISCRECION

A DISCRECION, Sección Gente, edición 488, Oct  7 1991 A DISCRECION
SEGUN REZA UNA JOCOSA LEYENDA, en este país para ser ministro de Defensa se necesitaba, más que un gran número de soles, una buena cantidad de palos del golf. Con ello se quería decir que el carácter ejecutivo de ese cargo, imponía al ministro de turno relacionarse con la élite política cuyos miembros -en su mayoría- pasan más de un rato en los campos de golf.
El general Oscar Botero, quien acaba de dar paso en el Ministerio a un civil, es desde hace años un adepto a ese deporte que practica tanto en el Club Militar como en el Country.

Ahora que el General entró a hacer uso de un merecido retiro, podrá cambiar el quepis por el handicap y entrenar su drive a discreción en pos del hoyo en uno.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.