Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/1997 12:00:00 AM

DOCTORA CORAZON

No es sexóloga, ni sicóloga, ni terapeuta, pero Alexandra Uribe se ha convertido en una autoridad en los temas del amor.

DOCTORA CORAZON DOCTORA CORAZON
Años atras las expertas en asuntos de amor eran señoras de sociedad que aconsejaban a sus lectores en los principales diarios del país. En ese género se inmortalizaron personajes como Inés de Montaña, cuya columna diaria en El Espectador tuvo una audiencia garantizada. Poco a poco, sin embargo, la especialización acabó con la improvisación y los sicoanalistas, sicólogos y asesores espirituales se ocuparon del tema. Y cuando todo el mundo pensaba que los asuntos del corazón sólo se ventilaban en el sillón del terapeuta, una periodista cuya única especialización en el tema consiste en haber leído muchos libros y muchas revistas Cosmopolitan se ha convertido en una experta consejera en el campo de las relaciones de pareja.
La nueva Doctora Corazón es Alexandra Uribe, una comunicadora social de la Universidad Externado de Colombia, quien desde hace un año tiene una columna semanal en el diario El Espectador llamada 'Amor de Domingo'. Empezó con mucha cautela, tocando temas como la autoestima en el amor, los consejos para cazar a un hombre o cómo enamorar a una mujer. Pero a medida que fue cautivando lectores se volvió más lanzada y hoy escribe sin pudor tanto de la eyaculación precoz, el coito y los homosexuales como del síndrome premenstrual masculino.Esta columna no es el primer trabajo que ella hace sobre el tema pero sí el causante de su popularidad. Actualmente no hay un artículo sobre las relaciones de pareja en que ella no aparezca citada, al lado de sicólogos y terapeutas sexuales. Recibe diariamente más de 10 cartas y un número similar de llamadas de lectores que le cuentan su historia y le piden cualquier consejo. Aunque no es partidaria de darlos, Alexandra tuvo que establecer un día de consulta a la semana para atender a hombres y mujeres que solicitan su ayuda. En agosto estrenará un programa de televisión cuyo nombre será El show del amor y en cuestión de dos meses saldrá a la venta su primer libro sobre las relaciones de pareja.
Quienes conocieron a Alexandra hace 10 años piensan en dos posibilidades: o se trata de otra persona o se volvió loca. La verdad es que, aunque en 1986 se distinguía por ser una inquieta periodista investigativa que dirigía el programa de televisión Enfoque, en el cual manejaba temas políticos, sociales, económicos y de orden público, ella siempre había sentido una gran curiosidad por el proceso del enamoramiento.Cuando su madre, Maruja Pachón, fue secuestrada, el programa sirvió como un canal de comunicación entre ella y su familia. Pero después de esa difícil experiencia Alexandra quedó decepcionada de la profesión y tomó la decisión de alejarse por un tiempo de la televisión. Se dedicó a realizar documentales para entidades privadas y no gubernamentales y en sus ratos libres devoraba cualquier documento que llegara a sus manos y que hablara sobre el amor, la seducción, la pareja o la sexualidad. Además leía revistas frívolas como Cosmopolitan, Vanidades y Buenhogar y coleccionaba recortes de periódico que tuvieran que ver con esos tópicos.De toda esa gama de temas Alexandra poco a poco se fue inclinando por el tema de la infidelidad y sin darse cuenta logró hacer una gran investigación con teorías y datos estadísticos que sirvió como base para los libretistas de Caracol para su novela La sombra del deseo. "Por ser la primera investigación en esa área aquí en Colombia me hicieron muchas entrevistas y, sin quererlo, me volví una autoridad en el tema".
En sus declaraciones probablemente no hubo ningún dato nuevo acerca de la infidelidad. Lo novedoso era que su discurso sonaba diferente al que la gente estaba acostumbrada a escuchar en ese tipo de temas de boca de los terapeutas sexuales. Para empezar, ella cambió la terminología formal de los teóricos por un lenguaje con el que la gente se identificaba más. "Yo creo que uno no puede hablarle a un joven de si tiene necesidad de una relación coital con una niña porque no entiende_ explica_, simplemente debe preguntarle si se quiere comer a la novia".Además, sus mensajes están llenos de referencias cotidianas y divertidas que le bajan la solemnidad a los problemas de la gente. En lugar de juzgar o hacer sentir mal a las personas acerca de sus sentimientos, Alexandra opina que lo mejor es escucharlos y entenderlos.Si bien a algunos les encanta su irreverencia, muchos profesionales expertos en estas áreas todavía no entienden cómo una persona sin ninguna especialización puede convertirse en una autoridad en un tema tan trascendental como el de la afectividad. La oposición no sólo ha llegado de los profesionales sino también de su propia familia, que en un principio desaprobó el trabajo de Alexandra. "Al comienzo mi mamá me decía que lo que estaba haciendo era una vergüenza y que no debería seguir haciéndolo porque yo era de una familia muy seria. Ahora, por el contrario, me dicen que me tienen que hacer unas consulticas".
En su afán por profundizar en el tema está estudiando terapia gestáltica, no tanto para dedicarse a atender consultas de la gente sino por la necesidad de entender más a los seres humanos. Y aunque todavía no puede decir que viva del amor, Alexandra siente un gran orgullo de que la comparen con las Doctora Corazón, esas que ella misma escuchaba cuando niña en los programas de radio y cuyos mensajes iban dirigidos a mujeres bajo el seudónimo de Flor Marchita o Corazón Herido.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com