Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2011 12:00:00 AM

El amor eterno de Liz

Elizabeth Taylor fue una mujer de grandes pasiones.

El amor eterno de Liz El amor eterno de Liz
Elizabeth Taylor fue una mujer de grandes pasiones. Se casó ocho veces, tuvo varios deslices y una lista interminable de admiradores. Sin embargo, ninguna de esas relaciones superó su mayor pasión: los diamantes. En su libro de memorias, titulado My Love Affair with Jewelry, la actriz describió las piedras preciosas como "el sentimiento más extraño de belleza". Por eso, se dedicó a coleccionarlas y llegó a tener piezas tan extrañas y valiosas como La Peregrina, una perla del siglo XVI avaluada en tres millones de dólares. Esta y otras 80 joyas, 29 de las cuales se las regaló el actor Richard Burton, serán vendidas por la casa de subastas Christie's de Nueva York, entre el 13 y el 16 de diciembre. Del lote, que también incluye unas 400 prendas y accesorios de Taylor, se espera recaudar más de 30 millones de dólares. Parte de las ganancias se destinará a la fundación para la lucha contra el sida que la diva de los ojos violeta fundó en 1991.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.