Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/18/1994 12:00:00 AM

EL GERENTE DE LA ESPERANZA

Gustavo Wilches Chaux, uno de los pocos expertos en administración de desastres en Colombia, sera el encargado de reubicar a la comunidad paez en el Cauca.

EL GERENTE DE LA ESPERANZA EL GERENTE DE LA ESPERANZA
PARECIA INSOLITO. GUSTAVO WILCHES Chaux, el hombre designado por el gobierno como director de la Corporación para la Reconstrucción de la Cuenca del Río Páez y Zonas Aledañas, había dicho 24 horas antes, en radio, que lo peor que podía pasar era precisamente que se creara una entidad como esa. Wilches está convencido de que la función de un organismo de tales características no puede ser únicamente levantar las casas destruidas. Sin embargo, luego de una charla con los ministros de Gobierno, Defensa y del Medio Ambiente, se dio cuenta de que la Corporación del Río Páez se ajusta al modelo que él pretende. Y aceptó.

Y es que la idea de esta entidad es ir más allá de la reconstrucción propiamente dicha. Busca fortalecer los lazos de unión de la comunidad paez, manteniéndola en la zona de Tierradentro, y también garantizar el respaldo económico no sólo del gobierno sino de organizaciones no oficiales. En esto último Wilches tiene vasta experiencia -aunque algunos dicen que le falta manejo de las finanzas-, pues durante un tiempo fue director de la Corporación Ecofondo, la más grande del mundo en cuanto a número de entidades no gubernamentales afiliadas.

Además ha sido consultor de proyectos ecologistas de la Fundación Carvajal y de la Fundación para la Educación Superior (FES), y director del SENA en el Cauca por 13 años.

Mientras ocupaba ese cargo, empezó a conocer la forma como deben solucionarse los problemas creados por las catástrofes naturales. Fue poco después del terremoto que sacudió a Popayán el 31 de marzo de 1983, cuando se le nombró director del programa de autoconstrucción comunitaria que terminó dándoles techo a miles de familias.

Pero no contento con eso, decidió aprender más sobre el asunto. Empacó maletas en 1985 y se marchó un año a la Universidad de Oxford a hacer un curso sobre administración de desastres. Hoy es un convencido de que las crisis son una posibilidad de crear.

No obstante, la verdadera vocación de este abogado de la Universidad del Cauca, casado, con cuatro hijos y ajeno a los vericuetos de la política, es escribir. Y no sólo sobre su especialidad. Sus amigos afirman que en las noches que pase próximamente en Tierradentro, él se sentará en una butaca, a la luz de una vela, con la intención de redondear cuando menos un par de sonetos.-

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com