Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/9/1998 12:00:00 AM

EL NUEVO ARBITRO

Con el país tan polarizado Samper necesitaba en el Ministerio del Interior a alguien que dejara tranquilos a todos los aspirantes a la Presidencia. Alfonso López Caballero fue el hombre.

EL NUEVO ARBITRO EL NUEVO ARBITRO
Con el nombramiento de Alfonso López Caballero como ministro del Interior el presidente Samper logró que los candidatos presidenciales no se sintieran lesionados. López no es visto como ficha de ninguno de los que están en la contienda. Posee la rara condición de tener una relación personal con prácticamente todos los candidatos a la Presidencia, incluso con un personaje tan distante de la política como el general Harold Bedoya, quien era agregado militar en la embajada de Francia cuando López era embajador. Ahora López tiene el desafío de ofrecer garantía de imparcialidad a todos ellos en un momento particularmente difícil por cuanto la mayoría de los aspirantes ha manifestado que el gobierno tiene su candidato. A los 53 años el nuevo Ministro del Interior es percibido como un intelectual hasta cierto punto extraviado en los laberintos de la política. Egresado de Georgetown University, López tiene además un máster en administración de empresas de Insead (Francia) y ahora está postulado para un Ph.D. en economía de la Universidad de Columbia. Sin embargo esta hoja de vida, más propia de un catedrático que de un político colombiano, contrasta dramáticamente con la trayectoria pública de López Caballero, quien ha sido concejal, diputado, congresista, Ministro de Agricultura y embajador en Francia y Canadá. En la última década ha enfrentado muchos vaivenes en su carrera política. Después de haber obtenido una de las votaciones más altas para el Senado en las elecciones de 1990 le tocó capotear el Ministerio de Agricultura durante el huracán de la apertura, lo cual le costó su reelección al Senado en 1994. López es más un hombre de libros que de manzanilla. Sin embargo, a pesar de tener un carácter introvertido, posee una gran facilidad para hacerse amigo de toda clase de personas, quienes ven detrás de su figura flaca y desgarbada una personalidad calurosa y un hombre de confiar. Cuenta con el respeto del Congreso y éste es uno de los factores que llevaron al presidente Samper a designarlo para su último cargo. Quienes lo conocen, generalmente quedan sorprendidos por dos aspectos contradictorios de su personalidad: los conocimientos enciclopédicos de un académico del más alto calibre y un original humor negro no siempre fácil de seguir. Este hombre, que dedicó su primera declaración después del nombramiento a establecer que no será un ministro de partido, ganó la más pequeña de las batallas que le esperan cuando ninguno de los candidatos objetó su designación para el cargo. Esto no es poco para un Ministro del Interior que tendrá que manejar unas elecciones en las que todo el mundo sabe por quién va a votar el Presidente y muchos sospechan que el gobierno entero está empeñado en el mismo propósito.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com