El ocaso del príncipe

Las mujeres consideraban a Nick Nolte irresistible.


Las mujeres consideraban a Nick Nolte irresistible. En 1992, a los 51 años, se dio el lujo de aparecer en la carátula de People como el hombre más sexy de Hollywood, arrasando con otros más jóvenes y apuestos, como Mel Gibson y Pierce Brosnan. Pero 10 años después de eso ya no queda nada. El actor, protagonista del Príncipe de las mareas, fue arrestado por conducir su Mercedes-Benz a alta velocidad. Lo asombroso es que cuando lo detuvieron Nolte decía frases incoherentes y sus ojos parecían desorbitados, lo que hizo pensar a las autoridades que estaba bajo la influencia de las drogas. Mientras su situación legal se define Nolte decidió someterse a un tratamiento de desintoxicación y para ello ingresó la semana pasada en el Silver Hill Hospital, una clínica de rehabilitación donde según él permanecerá hasta que lo curen de su adicción.