Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/11/1988 12:00:00 AM

EL SHERIFF Mc NAMARA

¿Quién es el nuevo embajador de Estados Unidos en Bogotá?

EL SHERIFF Mc NAMARA EL SHERIFF Mc NAMARA
A sus 48 años Thomas Mc Namara acaba de ser nominado para ocupar uno de los cargos menos apetecidos en la carrera diplomática de los Estados Unidos: embajador en la República de Colombia.
Aunque el país no es considerado estratégico para los intereses de los norteamericanos, sí se convirtió para los republicanos que llegaron en 1980 con Reagan al poder, en un punto clave para contener el avance del comunismo desde Centroamérica. Bajo el esquema geopolítico de Washington, Colombia además presentaba un potencial de conflicto interno por el uso que las guerrillas podían hacer con los beneficios del narcotráfico.

Por eso el primer nominado fue un caracterizado neoconservador, fanático anticomunista e impulsor de una solución de fuerza para Nicaragua y El Salvador: Lewis Tambs. Pero durante su estadía en Colombia Tambs se caracterizó mas por sus intervenciones públicas jocosas y tan exageradas que por la seriedad y efectividad de su diplomacia. Claro que también le correspondió un período presidencial como el de Belisario Betancur en el que las relaciones con el gran amigo del norte llegaron al punto más bajo desde la ruptura de relaciones a principios de siglo a raíz de la separación de Panamá.

A Tambs lo sucedió el silencioso Charles Gillepsie, precedido de un trabajo en estrecha colaboración con los organismos de inteligencia de su país.
Gillepsie es un experto en organizar modelos políticos que respondan a los proyectos diseñados en las agencias de seguridad de Estados Unidos. Fue él quien organizó en Grenada tras la invasión militar a la isla caribeña, el nuevo esquema político para remplazar al gobierno socialista por la democracia anticubana. Su papel pasó inadvertido en Colombia, aunque en Washington logró prestigio como celoso guardián de los intereses en nuestro país.

Y ahora Mc Namara. Primero deberá superar el trámite de ratificación en los Comités de Relaciones Exteriores del Congreso norteamericano.
Esta figura busca establecer el grado de conocimiento que el funcionario tiene sobre los problemas de la región y la forma como piensa enfrentarlos con respecto a los lineamientos de política exterior de los Estados Unidos.
Estas sesiones deben tener lugar en septiembre a la vuelta del receso congresional de verano.

En el Consejo Nacional de Seguridad, con despacho contiguo a la Casa Blanca, Mc Namara está encargado desde enero de 1987 de un área muy importante: director de Contraterrorismo y Narcóticos. Lo estará hasta cuando se venga a Colombia.
En esa función determina la política para combatir los dos aspectos que más preocupan a los norteamericanos. Recomienda acciones específicas para neutralizar a los grupos terroristas antinorteamericanos en el mundo, colabora en la planeación de operaciones y establece las pautas para defender a los ciudadanos norteamericanos y a los representantes de su gobierno en los países con altos riesgos de ataques terroristas. Colombia es uno de ellos, en las listas de Washington. Ideal para un experto.

Pero según Larry Byrns,del Consejo de Asuntos Hemisféricos (Coha) con sede en Washington, "al margen del récord personal de Mc Namara, los colombianos no pueden dejar de sentirse insultados". Byrns le explicó a SEMANA su punto de vista. "Es como refregarles en la cara la visión que el Departamento de Estado tiene de la situación colombiana". Según los analistas de Washington para el gobierno Reagan el Estado colombiano está cercado por las guerrillas terroristas y las poderosas bandas de narcotraficantes que han corrompido todas las instituciones. Con este criterio en mente, mal podrían haber nominado a un experto en inversiones extranjeras.

En todo caso Mc Namara es un hombre de una trayectoria seria. Su carrera incluye la Oficina de Asuntos Europeos, la Agencia de Control de Armas y Desarme, la Oficina de Asuntos Político-Militares, todas del departamento de Estado en Washington
Además, en 1983 sirvió como Secretario Adjunto para asuntos político-militares (de Shultz), hasta septiembre de 1986. Luego pasó al Consejo Nacional de Seguridad. Antes ocupó cargos diplomáticos de segundo rango en París, Lurpumbashi, Bukavu, Moscú y Kinshasa. (Todos estos sitios aparecen en un buen mapamundi). Está casado y tiene dos preciosos monitos. Welcome gringo. --

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com