Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/1/1992 12:00:00 AM

EN EL OJO DEL HURACAN

En la pasada crisis el presidente de Telecom, Javier Navarro, logró el milagro de no quedar mal con el Gobierno ni con el sindicato.

EN EL OJO DEL HURACAN, Sección Gente, edición 522, Jun  1 1992 EN EL OJO DEL HURACAN

DURANTE EL INQUlETANTE SUCESO DEL paro de Telecom tanto los funcionarios y trabajadores involucrados en el conflicto, como los ciudadanos que sufrieron la parálisis en las comunicaciones, vivieron siete días de alerta roja. Pero hubo una persona que, porque así se lo demandaba su cargo y porque asi es su manera de ser, pasó todas las siete noches en blanco enfrentado a encontrar el punto de equilibrio más difícil que le haya planteado su vida profesional.
Se trata de Javier Francisco Navarro, presidente de Telecom desde septiembre de 1990, y quien como mayor autoridad de la empresa se vio obligado a ponerle la cara al paro desde el punto de vista operacional y, también, a formar parte de la negociación que puso fin al impasse. Navarro, nombrado en Telecom hace dos años por el entonces ministro de Comunicaciones, Alberto Casas, asumió el cargo cuando el tema de la privatización de la empresa ya había emprendido su recorrido conceptual y el malestar del sindicato empezaba a tomar forma.
Graduado de la Escuela Nacional de Minas de Medellín y especializado en la universidad de Georgia, Navarro empezó a hacerse notar entre sus semejantes -entre ellos César Gaviria- cuando trabajaba en las Empresas Públicas de Pereira. Al dejar su cargo allí, se puso a la cabeza de los negocios de la familia que conocieron curso exitoso, dejando en su hoja de vida un buen récord de experiencia en el sector privado y en el público. Fue por eso que su nombre se escogió para encabezar una de las empresas más importantes del país que en épocas de revolcón se vería abocada a cambios profundos.
Tanto funcionarios de la empresa como miembros del sindicato coinciden en que la empresa ha tenido en él un gerente que le inyectó a Telecom conceptos como mercadeo, competencia y eficiencia. Quizá sea el sentimiento generalizado de que Navarro "juega con la camiseta de la empresa" el que le ha brindado la confianza de los unos y los otros. Es tal vez también por eso que su papel fue fundamental en los sucesos ocurridos la semana pasada.
Su independencia de criterio frente al tema de la privatización que lo apartó de la posición de su jefe, el ministro de Comunicaciones, le significó el aplauso de muchos por su valor y no pocas críticas de otros por su falta de solidaridad con la causa. Pero independientemente de la suerte que corra la empresa, cuyo futuro decidirá próximamente el Congreso de la República, las personas cercanas al tema y a Telecom, parecen coincidir en que en las manos de Javier Navarro estará bien. -

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com