tendencia

“En mi cumpleaños le dejaré apagar mi vela”: la tierna entrevista de la niña de la pelea viral entre hermanas

Unos días después del episodio que las volvió famosas, y que le dio la vuelta al mundo, las dos pequeñas y la mamá reflexionaron sobre lo ocurrido.


El video de una celebración familiar en Brasil que alguien subió a internet se convirtió en el fenómeno noticioso de la semana pasada. La secuencia que muestra a una niña llamada Maria Antônia, que, celosa con la celebración de cumpleaños de su hermana menor, Maria Eduarda, decide apagar las velas del ponqué para arruinarle el momento. La afectada, llena de ira, la agarra por el pelo y la zarandea, pero la maldadosa sonríe imperturbable.

El episodio se hizo viral en todo el mundo y muchas personas tomaron partido por una u otra; algunos incluso insultando a la pequeña aguafiestas. El fenómeno fue tan grande que llevó a la mamá de las niñas a explicar que solo se había tratado de una pelea de hermanas y que unos minutos después ambas compartían muy cariñosas el pastel.

El tema incluso dio pie para que algunos expertos alertaran sobre el peligro de exponer la vida de los niños en la red: “No quiero ni pensar en las repercusiones que tendrán en el futuro de esas niñas los comentarios, acusaciones y burlas”, explicó, por ejemplo, la doctora Arithger Antúnez, especialista en el tema.

Unos días después, sin embargo, y con las aguas un poco más calmadas, la mamá y las dos pequeñas aceptaron hablar con los periodistas del diario local G1, un portal de noticias de la cadena Globo, para aclarar lo que había pasado y mostrar que, más allá de lo que dicen muchos en las redes, son una familia amorosa, que vive lo mismo que otras millones en todo el mundo.

Maria Antonia, de 6 años, les explicó a los reporteros que ella siempre había ayudado a su hermana a soplar las velas, pero que esta vez ella quiso hacerlo sola. “No pensé en nada en ese momento, siempre le había ayudado y estaba un poco celosa, quería que el cumpleaños fuera mío también. Nos peleamos, pero nos arreglamos. Un tiempo después jugamos y comí el primer pedazo de pastel", dijo la pequeña.

Maria Eduarda, de 3, también explicó su versión de los hechos: “María Antonia sopló mi vela, yo me enojé con ella y le tiré del pelo. Yo la amo, pero luego me ayudó y yo estaba muy nerviosa. En este [año] quería hacerlo yo misma”, contó a los periodistas.

La mamá de ambas, Marines dos Santos Fernandes, de 43 años, aún está preocupada por los insultos que han llegado hacia Maria Antonia. Aún así, ha permitido que las niñas salgan en algunos medios para que las cosas se calmen y la gente vea que son hermanas y se quieren. “El susto está pasando y ellas están bien. Creo que la información buena ha estado superando a la mala. Las hermanas son así. Nosotros no incentivamos la violencia, les hablamos y les explicamos o que no pueden hacer, pero los niños piensan en hacer algo y lo hacen, no hay mucho tiempo para reaccionar”.

También aclaro que la relación entre ambas es muy buena y que los celos son normales, como en cualquier otra familia. “Antes todo era de ella (María Antonia): el regazo, los juguetes, la casa. Luego, tenía que compartirlo todo, algo duro, incluso queriendo mucho a su hermana. Pero es es algo que pasa en los hogares de todos".

La pequeña Maria Antonia confirmó que ella fue la que le pidió a sus papás una hermana y dijo que solían jugar a las muñecas y ver televisión juntas. “Lo del domingo ya pasó, cuando sea mi cumpleaños voy a dejar que ella también apague mi vela”, prometió.