personaje

La emotiva despedida de Pau Donés, el líder de Jarabe de Palo

El cantante, que falleció por un cáncer hace dos meses, tuvo una extensa y emotiva conversación con el periodista español Jordi Évole tres semanas antes de morir. El resultado se podrá ver completo en un documental llamado ‘Eso que tú me das’.


Pau Donés sabía que su muerte estaba cerca. Por eso, hace tres meses, el cantante y líder de Jarabe de Palo llamó a su amigo el periodista Jordi Évole y le ofreció la oportunidad de hacerle la última entrevista, una especie de reflexión final sobre la vda, la música y el amor. 

El encuentro tuvo lugar apenas unas tres semanas antes de que el cantante muriera, luego de perder la batalla contra el cáncer, y el resultado se podrá ver en un documental llamado ‘Eso que tú me das’, que presentaron esta semana en el festival de Málaga. La prensa de ese país, sin embargo, ya ha filtrado algunas de las frases con las que el cantante se despidió de su público y de su amigo. Lo llaman: el testamento vital de Paul Donés.

Cuando dio la entrevista, el cantante estaba bastante delgado, con una sonda en la nariz y la voz ronca, una visión lamentable para alguien de 53 años.  “¿Te asustaste?”, le preguntó cuando lo vio con su aspecto, “esto es lo que hay”.

La conversación que sigue toca todos los temas: el miedo a la muerte, la vida, la libertad, el arte, la música, la familia. “No me quiero morir, tengo cosas que hacer. No me va bien, pero es lo que hay”, dice. Y habla de las cosas que lo marcaron durante toda su vida: el suicidio de su mamá, su relación tirante con su hija y cómo el cáncer le cambió la perspectiva de la vida: “Me interesa hablar de la vida, no de la muerte. Yo, vida, vida”.

Habla de la sensación de enfrentar a la muerte: “no estoy enfadado con mi cuerpo ni con mi cabeza, estoy tranquilo y bien conmigo mismo. Estoy en paz. Desde el momento en que aceptas que la muerte va contigo y no es algo malo sino que forma parte de la vida, estás más tranquilo”. 

Sin embargo dice que no siente miedo por lo que él vive, sino por su familia y por los demás: “me aterroriza ver gente que tiene miedo a la vida, a querer y a que le quieran. Eso bloquea, es terrible”.

Habla de la relación con su hija, quien sufrió mucho cuando él se divorció de su esposa, y pensó que lo había abandonado, pero con quien luego se acercó bastante. “Yo soy músico porque era incapaz decir a una mujer que la quiero sin una canción. Y Sara me enseñó a decir ‘Te quiero’ de corazón y mirando a los ojos”, explicó.

En el documental, Donés dejó unos pensamientos finales. Dijo que quería ser recordado como “un compositor que necesitaba comunicar y hacer cosas bonitas, y las hacía con honestidad”, que no se arrepiente de nada y agradece a la vida todo lo que le ha dado: “Muchas gracias por todo, a la vida y a los que han he hecho que para mi haya sido un privilegio. Lo he pasado muy bien”.