Tendencias

Home

Gente

Artículo

Karl Lagerfeld murió en febrero de 2019 y no dejó hijos ni sobrinos. - Foto: Flickr

moda

La dura pelea por la herencia del diseñador Karl Lagerfeld

Aunque la mayor parte de la fortuna del alemán está destinada a su gata Choupette, unas siete personas se pelean el otro pedazo. Al parecer hay un testamento, pero el abogado que lo tiene no aparece.

La pelea por la herencia del diseñador Karl Lagerfeld parece una novela. El alemán, quien fue la estrella de la marca Chanel en los últimos años, murió en febrero del año pasado sin hijos ni sobrinos, y según estimaciones de la prensa francesa dejó una fortuna sin estimar que puede estar entre los 170 y los 300 millones de euros. Lo único claro, hasta ahora, era que su gata Choupette, toda una estrella de las redes sociales, era su heredera principal.

La historia, sin embargo, ha dado varios giros y tiene al mundo en suspenso. Al inicio, se pensó que Lagerfeld no había dejado un testamento y que simplemente había instrucciones para usar su dinero para cuidar y mantener a Choupette. Ahora, el diario ‘Le Parisien‘ reveló que sí existe “un documento escrito de puño y letra registrado en Mónaco” con instrucciones para repartir su dinero.

Eso ha causado revuelo. Baptiste Giabiconi, un modelo de 30 años que fue amante y muy cercano a Lagerfeld en sus últimos días, salió a reclamar en una entrevista en televisión que él era el principal heredero, además de la gata: “Hay siete herederos de Karl Lagerfeld. En la lista, soy el primero”. Muchos, sin embargo, creen que si hay una persona que lidera esa lista, ese es Sébastien Jondeau, asistente personal del káiser de la moda desde 1997. 

El valor de la herencia del diseñador alemán se estima entre los 170 y los 300 millones de euros. Foto: AP.

Eso ha desatado una guerra fría entre los dos que, según la prensa francesa, ha llevado a que cada uno busque aliados en el círculo cercano a Lagerfeld. También ha aumentado las peleas en los medios de comunicación. Giabiconi, quien publicó hace unos meses un libro sobre la vida del diseñador, ha aprovechado las ruedas de prensa y las entrevistas para lanzar pullas contra Jondeau: “Es una persona con malas energías. Acababa de conocerlo y no lo entendía muy bien, con su tos, su ansiedad. Hay que tener cuidado de quienes inmediatamente te hacen compartir sus miedos, sus dolencias. En eso K y yo estábamos de acuerdo”.

Jondeau, por su parte, ha sido más discreto, pero dio a entender que él era más cercano al diseñador, pues supo desde el inicio acerca de su cáncer, a diferencia de Giacobini, quien solo se enteró cuando se produjo el fallecimiento. “Ninguno de sus familiares lo supo hasta el día de su muerte explicó. Yo sí. Era mi jefe, mi amigo y mi padre. He pasado más tiempo con él que con mi familia. Teníamos una fuerte relación profesional y personal”.

Abogado desaparecido 

El gran lío, en realidad, es que la persona que podría destrabar la polémica no aparece. ‘Le Parisien‘ dice que se trata del financista y contador Lucien Frydlender, quien manejó las cuentas de Lagerfeld durante toda su carrera como diseñador. Frydlender, un hombre muy conocido en el mundo de la moda, tiene 87 años y cerró su oficina en septiembre pasado. Desde entonces, nadie lo ha visto.

Algunos lo han acusado de tomar el dinero de Lagerfeld y huir, pues aunque han intentado contactarlo varias veces, no atiende. “No coopera, se niega a hablar con los legatarios y los administradores”, explicó el diario parisino. Su esposa, sin embargo, dice que no se ha ido a ningún lado, sino que tiene complicaciones de salud y está confinado en su casa de París. 

Mientras aparece o da instrucciones que permitan determinar qué ocurrirá con la fortuna del diseñador, la prensa y los posibles herederos seguirán haciendo cábalas y la novela seguirá abierta.