Tendencias

Home

Gente

Artículo

La contraportada del disco muestra a John Lennon y a Yoko Ono desnudos y de espaldas. A la derecha, la carta de Lennon

música

La ira de John Lennon por las ‘trabas’ de las disqueras a su primer disco con Yoko Ono

Una carta escrita en 1971 por el ex Beatle, que apareció en una subasta este jueves, muestra cómo le molestó el trabajo que su disquera hizo con ‘Two Virgins’, el primer álbum que grabó junto con su pareja.

En 1968, dos años antes del final definitivo de Los Beatles, John Lennon y Yoko Ono grabaron Two Virgins, su primer álbum juntos. El disco nació luego de toda una noche de grabación en el estudio que el cantante tenía en su casa (aún vivía con su primera esposa, Cynthia Powell) y el resultado fue bastante experimental para la época.

Una carta que el cantante escribió en 1971 deja ver que todo fue mucho peor a la hora de promocionar el álbum

Allí aparecen las voces de Lennon y de Ono, así como el cantante tocando varios instrumentos que tenía en su casa, como la batería, el órgano o el piano. Y no hay canciones propiamente dichas, sino una mezcla de sonidos, melodías y hasta gritos creados por la pareja.

Le puede interesar también: The Beatles: el nuevo foco en la etapa documental de Peter Jackson

En realidad el álbum fue más comentado por la portada, que mostraba a Lennon y a Ono desnudos de frente, y la contraportada, que los mostraba de espaldas. Fue tan polémica, que fue censurada en varios países.

Pero una carta que el cantante escribió en 1971, y que apareció esta semana para ser subastada por la casa de subastas RR en Massachusetts, deja ver que todo fue mucho peor.

Foto: John Lennon y Yoko Ono fueron una de las parejas más populares del mundo de la música en los años setenta y ochenta. Los fanáticos la odiaban porque decían que ella había hecho separar a Los Beatles. 

La carta está destinada a George Martin de Rock Ink, y aunque algunos investigadores creen que se podría tratar del famoso productor musical que algunos llaman el quinto Beatle, otros, como el historiador Mark Lewisohn, dicen que es un periodista homónimo, que trabaja en una revista llamada Ink.

Lo cierto, es que allí Lennon se despacha, por lo que considera malos tratos del sello disquero Apple Records, de EMI, y de otros jugadores de la industria a la hora de promocionar y mover el álbum.

“Yoko y yo sacamos Two Virgins a pesar de haber sido dueños de Apple Records en el pasado. ¡Lo hicimos en mayo y ellos nos estuvieron jodiendo hasta noviembre!”, escribe el cantante con un bolígrafo azul y subrayando algunas frases.

Sugerimos también: Juzgarán a sospechoso de ocultar diarios robados de John Lennon

“Luego desde E.M.I. (quienes tiene el verdadero control) escribieron cartas de advertencia a todas sus mascotas alrededor del mundo diciéndoles que no lo movieran de ninguna manera. ¡Y todo eso después de que Sir Joe (Lockwood, presidente de la disquera) nos dijera a la cara que haría ‘todo lo que pudiera’ para ayudarnos, y nos pidiera copias autografiadas!”.

Lo cierto es que el álbum si fue poco movido por las disqueras en el mundo. En el Reino Unido solo se hicieron 5.000 copias y EMI solo se encargó de imprimirlo, pues creían que la portada era un escándalo. Por eso, de la distribución en ese país tuvieron que encargarse Transatlantic Records y Tetragrammaton Records en Estados Unidos.

"¡Lo hicimos en mayo y ellos nos estuvieron jodiendo hasta noviembre!”, escribe el cantante con un bolígrafo azul y subrayando algunas frases

Allí, el álbum incluso fue vendido dentro de una bolsa de papel marrón que tenía en un círculo las caras de Lennon y de Ono, y una cita bíblica que decía “Estaban los dos desnudos, el hombre y su mujer, sin avergonzarse uno de otro (Génesis, 2:25)”.

De eso también se queja el cantante en la carta. “En Estados Unidos salió con Tetragrammaton, que desapareció dejando unos pocos miles regados (fue discretamente vendido en bolsas de papel marrón)”.

Puede interesarle: Paul McCartney confesó las pilatunas sexuales de los jóvenes Beatles

Como las ventas fueron bajas y el álbum ni siquiera llegó a colarse en las listas de los más vendidos (algo que muy seguramente no esperaba tampoco el cantante), Lennon da su explicación:

Los minoristas aquí y allá estaban muy nerviosos para manejarlo y se vendieron muy pocos. También es bien sabido, pero no muchas personas pudieron conseguirlo. En algunos de los mercados más grandes, por ejemplo Japón, nunca fue lanzado”.

La carta, toda una curiosidad, será subastada hoy y podría alcanzar unos 20.000 dólares.