Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/1989 12:00:00 AM

LA MARA-BODA

Con una rumba de 2.5 millones de dólares y 1.250 invitados, Diego Maradona celebró su boda en Buenos Aires.

LA MARA-BODA LA MARA-BODA
Las mil y una noches llegaron a Buenos Aires el pasado miércoles. Como en un cuento de hadas, Diego Armando Maradona y su novia, Claudia Villafañe, protagonizaron la "boda de la década" en su ciudad natal, tras cinco años de convivencia y dos hijas. Todo fue gigantesco. Para la fiesta, a la que fueron invitadas 1.250 personas,el "Pelusa" Maradona contrató el gigantesco Luna Park, el escenario deportivo por excelencia en Buenos Aires, que fue entapetado con una alfombra roja de 14 mil metros cuadrados. Cerca de 200 invitados llegaron con el futbolista desde Italia, en un avión especialmente fletado para la ocasión. La lista de regalos la encabezó un automóvil Mercedes Benz último modelo que le dio el equipo Nápoles. Había también un jarrón chino de la dinastía Ming, alfombras persas, obras de arte y joyas.
Como de costumbre, el mal genio no abandonó al jugador ni siquiera el día de su boda,y un fotógrafo recibió un contundente derechazo al querer hacer una placa de la feliz pareja, que vendió los derechos exclusivos para televisión a una firma argentina. Al llegar a la fiesta en el Luna Park, otro admirador salió volando cuando Dieguito se molestó por el gran número de curiosos.
En resumidas cuentas, la boda costó 2.5 millones de dólares, suma que se amortizó con el valor de los regalos enviados desde todas partes del planeta. En cuanto a invitados, estuvo todo el mundo del deporte argentino, menos César Luis Menotti, el técnico que anda de pelea con Maradona. Aunque figuraba en la lista, el presidente Carlos Saúl Menem no pudo asistir por estar solucionando aburridos problemas de Estado, como la huelga de transportadores que estalló la noche de la boda.
Al parecer, las 30 cajas de champaña francesa que trajo Dieguito desde Europa no fueron suficientes para abastecer a los invitados, que devoraron un pastel de bodas de 1.70 metros de alto. Pero las cosas salieron a pedir de boca y los recién casados estuvieron celebrando hasta que el sol del jueves los obligó a retirarse a una de las innumerables suites que tenían alquiladas en un hotel bonaerense. La felicidad de "Pelusa" era tan grande que no dudó ni un momento en pagar los 14 mil dólares que debió cancelar en Ezeiza para poder importar los regalos que trajo por avión. Claro que la fiesta inolvidable promete continuar. Para el año entrante, una vez finalice la Copa Mundo, Dieguito le prometió a su mujer y a sus hijas, Dalma Nerea y Yanina Dinorah -indudablemente las más contentas con la boda-, llevarlas a una inolvidable luna de miel, pero sin tantos invitados ni curiosos.
Con la ceremonía civil, que apenas duró unos 20 minutos, Diego Maradona quiso despejar de una vez por todas los rumores que día a día aparecen sobre su vida sentimental. Hace dos años fue el protagonista de un sonado escándalo, cuando una muchacha napolitana afirmó ser la madre de un maradonita. No hubo revista ni periódico que no le sacara punta al tema,hasta que complicados exámenes demostraron que, en esa ocasión, Dieguito no había metido la pata. Lucía, la integrante del dueto Pimpinela, también apareció como una de las pretendidas del jugador, pero al parecer el asunto no pasó de ser un tímido approach de unas pocas salidas inocentes.
Sin embargo, las malas lenguas afirman que para mujeriego nadie le gana al "Pelusa" o, mejor dicho, a sus millones. Lo que no quiere decir que su nuevo estado acabe con todos sus ímpetus de juventud. Pero, por lo menos, el matrimonio y las hijas calmarán al famoso crack, que tomó la decisión de casarse cuando la mayor de sus hijas, Dalma Nerea, le pidió que le mostrara una foto de su matrimonio .

VIDEOS MÁS VISTOS

  • El joven de Buenaventura que cena con la reina Isabel II

    El joven de Buenaventura que cena con la reina Isabel II

    close
  •  Las lecciones de mis 50 años

    Las lecciones de mis 50 años

    close
  • Una utopía para la paz

    Una utopía para la paz

    close
  • El ‘youtuber’ de las matemáticas

    El ‘youtuber’ de las matemáticas

    close
  •  El fin de la banda del israelí Assi Moosh, el demonio de Taganga

    El fin de la banda del israelí Assi Moosh, el demonio de Taganga

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1910

PORTADA

Duque: ¿Llegó el momento de dar un timonazo?

¿Es hora de que el presidente Duque introduzca ajustes en su gobierno? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1910

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.