Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/30/1994 12:00:00 AM

A LAS GRANDES LIGAS

Con su nombramiento en la junta de la Oxy, Rodolfo Segovia se convierte en el primer colombiano que ocupa un cargo tan importante en Estados Unidos.

A LAS GRANDES LIGAS, Sección Gente, edición 626, May 30 1994 A LAS GRANDES LIGAS
PARA MUCHOS, LA IMAGEN DE QUIENES toman asiento en la junta directiva de una poderosa multinacional con sede en Estados Unidos es la de unos gringos adinerados, canosos, con diplomas de las universidades más prestantes de Norteamérica, y curtidos de experiencia en el sector público y en la empresa privada. Por eso no es fácil prever que un colombiano pueda llegar a un cargo de tanta importancia. Y menos aún a convertirse en uno de los 13 directivos de la empresa que, según la revista Fortune, ocupó en Estados Unidos el puesto 64 durante 1993, con ventas por 8.116 millones de dólares.
Sin embargo, esto fue precisamente lo que sucedió el viernes de la semana pasada en Westwood, un suburbio de Los Angeles (California), cuando los accionistas de la Occidental Petroleum Company eligieron como miembro de su junta directiva a Rodolfo Segovia Salas.
Aunque a primera vista la escogencia de este barranquillero de 57 años, casado y con tres hijos parece curiosa, lo cierto es que por su trayectoria no resulta extraña. Segovia tiene experiencia no sólo en el sector privado, pues se desempeñó en cargos gerenciales en Petroquímica del Atlántico S.A. durante 17 años, sino también en el público, ya que fue presidente de Ecopetrol de 1982 a 1985, ministro de Obras Públicas y Transporte de 1985 a 1986, y obtuvo una curul en el Senado en las elecciones de 1990.
A lo anterior se suma el hecho de que la mayor parte de su formación universitaria se llevó a cabo en Estados Unidos. Una vez culminó el bachillerato en el Colegio San José de la capital del Atlántico, Segovia terminó ingeniería química en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y luego hizo un posgrado en historia latinoamericana en la Universidad de California, en Berkeley. Más tarde acudió al instituto IRFED, de Francia, donde realizó un curso de economía.
El desafío que le espera en los tres años que dura su período como directivo de la Oxy no es sencillo. De ahora en adelante deberá viajar cada dos meses a California, a la reunión de la junta, para discutir sobre el futuro de la empresa, que, según Fortune, el año inmediatamente anterior descendió ocho casillas en el listado de las más grandes de Estados Unidos con respecto a 1992. En esas reuniones estará hombro a hombro junto a personajes de la talla de John W. Kluge, el presidente de Metromedia Company, una organización muy próspera en el sector de las telecomunicaciones, y del ex senador por Tenesee Albert Gore, padre del actual vicepresidente de Bill Clinton.
Para algunos analistas, con esta escogencia la Oxy ha demostrado nuevamente el interés por su campo de Caño Limón y por el futuro petrolero de Colombia. Y ha puesto a un colombiano a jugar en las grandes ligas del sector privado de Estados Unidos.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com