Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/7/1997 12:00:00 AM

LOS PAPABLES CRIOLLOS

Dos controvertidos prelados colombianos siguen sonando en la lista de los posibles sucesores de Juan Pablo II.

LOS PAPABLES CRIOLLOS LOS PAPABLES CRIOLLOS
Ante los visibles quebrantos de salud del Papa Juan Pablo II, quien tiene un récord Guiness en hospitalizaciones y no puede ocultar más su mal de Parkinson, los vaticanólogos empiezan a hacer cábalas sobre su posible sucesor. Y en esta selecta lista, encabezada por el italiano Carlo Matini, el nigeriano Francis Arinze y el brasileño Lucas Moreira, empiezan a sonar cada vez más dos colombianos: el cardenal Alfonso López Trujillo y el arzobispo Darío Castrillón. Así lo consignó la semana pasada la revista italiana Panorama, pero no es la primera vez que sucede. Publicaciones como la alemana Die Zeit y otras europeas también los han incluido en sus predicciones. Aunque el tema no es nuevo, los rumores de la celebración de un Consistorio en noviembre lo ha puesto otra vez sobre el tapete. La importancia de este evento radica en que se elegirán 12 nuevos cardenales para completar el cupo de 120, que son los que finalmente elegirán al nuevo Papa. Y esos nuevos votos podrán ser definitivos. Aunque los cálculos sobre los 'papables' no pasan del terreno de las especulaciones, existen parámetros. Uno de ellos es la tendencia a la internacionalización: un Papa ya no tiene que ser italiano. Y muchos piensan que un Pontífice latinoamericano cada vez es más probable, teniendo en cuenta que en el año 2000 habrá en el mundo 900 millones de católicos y de estos la mitad serán de este continente. Por todo esto el nuevo Papa muy bien podría ser un latinoamericano culto, políglota, abierto a los problemas actuales y por supuesto conocedor de los intríngulis de la curia romana. Y los monseñores López Trujillo y Castrillón parecerían cumplir con estas condiciones. Estos dos colombianos, sin duda, son los prelados que han ocupado posiciones más destacadas en las jerarquías romanas. López Trujillo es actualmente el presidente del Consejo Pontificio para la Familia, mientras Castrillón es el proprefecto de la Congregación para el Clero la cual supervisa la labor de todos los sacerdotes del mundo. Sin embargo algunos especialistas no están tan optimistas frente a una posible elección. Paradójicamente, América Latina representa el continente de la esperanza y la renovación. Pero López Trujillo y Castrillón han resultado ser "más papistas que el Papa", como reza el dicho popular. Es decir, son considerados ultraconservadores y mucho más ortodoxos que el mismo Juan Pablo II. Los expertos insisten en que a un Pontífice conservador le suele suceder uno más progresista, y este no es el caso de los colombianos.Otro factor que pone a dudar a muchos es su personalidad polémica. Para elegir a un Papa se pregunta mucho, se averigua bastante y se tiene en cuenta todo. Y la controvertida carrera de estos colombianos no parece coincidir con el perfil de alguien que debe ser un líder internacional, neutro y conciliador y que tendrá que asumir las problemáticas del próximo milenio . López Trujillo, quien nació en Villahermosa (Tolima) en 1935, hizo una meteórica carrera eclesial que lo llevó a ser nombrado cardenal cuando apenas tenía 48 años, todo un récord mundial. Fue obispo auxiliar de Bogotá en 1971, secretario general de la Conferencia Episcopal Latinoamericana _Celam_ en la década del 70 y arzobispo de Medellín en 1979. Pero aunque es reconocido como uno de los sacerdotes más cultos de América Latina, con mayor capacidad de análisis, más eficiente y lúcido, tiene el gravísimo problema de su carácter autoritario que lo ha enfrentado violentamente a sus subordinados. En 1971, cuando fue nombrado obispo auxiliar de Bogotá, hubo una protesta popular y durante la Constituyente en 1991 varios sacerdotes escribieron una carta en la que se quejaron públicamente de sus abusos de poder. De otro lado, su gran bandera ha sido el ataque frontal a la Teología de la Liberación, tanto que muchos lo consideran el 'buldozer del marxismo' en este continente. Este conservadurismo también se ha dejado ver en su actual cargo, en el cual se ha mostrado como un adversario total del aborto, la eutanasia y el divorcio. Según los entendidos, esta leyenda gris le ha seguido los talones hasta la Curia Romana, en donde hoy es visto por algunos "con más antipatía que simpatía", según una fuente de SEMANA. Monseñor Darío Castrillón también ha desarrollado una brillante carrera. Nació en Medellín en 1929, en 1971 fue nombrado obispo de Pereira y en 1992 arzobispo de Bucaramanga. Intelectual de tiempo completo, habla seis idiomas y ha ocupado toda clase de puestos importantes, desde delegado del Santo Padre en Moscú hasta secretario del Celam. Tan conservador como López Trujillo, se caracteriza sin embargo por un carácter más desabrochado, que ha levantado ampolla en más de una ocasión y no le ha temblado la voz para atacar públicamente a guerrilleros, narcotraficantes y paramilitares. Tampoco para inmiscuirse en política directamente, como cuando pidió no votar por Ernesto Samper o cuando le exigió renunciar. Quienes lo conocen dicen que tiene piel de cocodrilo, y así parece ser por las tormentas de la opinión pública que afronta sin inmutarse. Entre sus ventajas para convertirse en Papa se menciona la gran influencia que puede ejercer desde su cargo actual sobre todos los sacerdotes del mundo. Sin embargo todavía no es cardenal y proviene de una diócesis poco importante. Como resume un experto en el tema: "A Castrillón todavía le falta sancocharse".Por todo esto, no parece haber muchos motivos para creer que el próximo Papa será un colombiano. Más bien el boom de sus nombres puede perjudicarlos pues el cardenal que quiera llegar a ser Papa como regla de oro no debe nunca convertirse en centro de atención. Un entendedor del tema asegura que "la manera más eficaz de quemar a un candidato es ponerlo a sonar, y esta popularidad más bien podría ser una forma de alertar". Pero sorpresas da la vida y sobre todo los cónclaves en los que nunca puede predecirse nada. Lo único seguro es que nunca dos colombianos habían estado tan cerca del Papado como el cardenal López Trujillo y el arzobispo Darío Castrillón.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com