Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/16/2007 12:00:00 AM

Macabro y brillante

Damien Hirst está acostumbrado a desatar polémicas con sus obras que expresan su fascinación por la muerte.

Damien Hirst está acostumbrado a desatar polémicas con sus obras que expresan su fascinación por la muerte. Después de sorprender con su famosa serie Historia natural, en la que los protagonistas eran animales muertos en tanques de formol, como un tiburón, ahora presenta un trabajo aun más macabro. Se trata de Por el amor de Dios, que consiste en el cráneo de un europeo de 35 años del siglo XVIII, que Hirst cubrió con 8.601 diamantes. Al parecer, la obra, que se exhibe en la galería londinense White Cube, es la más cara de un artista vivo: hacerla costó 23,6 millones de dólares, pero su valor comercial es de 100 millones. Lo que más brilla es la frente, adornada con un diamante de 55 quilates. Aun más confusa es la explicación que el artista británico da sobre su trabajo: “Al cubrir el símbolo primordial de la muerte con el símbolo primordial de la lujuria, el deseo y la decadencia, hago un canto a la vida”. Por su parte, algunos críticos aseguran que el brillante cráneo tiene poco de arte y mucho de marketing y negocios.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com