Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/1991 12:00:00 AM

MANO EN EL AREA

MANO EN EL AREA MANO EN EL AREA
FOTO 1: LA MIRADA DESAFIANTE de Michel cae sobre el Pibe Valderrama. Michel sabe que debe ingeniar rápidamente una pequeña treta para espantar la concentración del Pibe. Por ningún motivo puede dejarlo suelto.

FOTO 2: EN FRACCION DE SEGUNdos Michel decide poner manos a la obra. El Pibe aferrado a su concentración, no se mueve. Cualquier movimiento suyo lo puede dejar inhabilitado. Michel, consciente de que ha encontrado el punto débil para aplicar su marca, sostiene.

FOTO 3: EL PIBE -INMOVILIZADO- detecta con la mirada una incursión peligrosa en su área de candela. Como conoce que una mano en el área de candela se castiga con tiro libre, espera que el árbitro central pite la falta y haga efectivo el cobro.

FOTO 4: PERO EL JUEZ NUNCA PITO.
Y Valderrama -que ha aprendido del arte de la tauromaquia en tierras españolas- le hace a Michel un perfecto quite, dejando para juicio de la historia este peculiar golpe bajo que le mereció a Michel un penalty de la opinión mundial.

EDICIÓN 1920

PORTADA

¿Por qué salvar a la JEP?

Si el gobierno objeta la Ley de la Justicia Especial para la Paz (JEP) les daría un golpe mortal a la justicia transicional y al acuerdo de paz. De hacerlo, el gobierno de Iván Duque entraría en un profundo choque con el Congreso, la Corte Constitucional y la comunidad internacional.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1920

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.