Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/1992 12:00:00 AM

MANO A MANO

MANO A MANO, Edición 506, Sección Gente MANO A MANO
CUANDO CÉSAR RINCON TODAVIA NO HABIA ENtrado a la historia, sino apenas a algunas plazas españolas, él matador español José Ortega Cano con ojo de águila vaticinó: "Este será uno de los mejores toreros del mundo".

Su vaticinio no sólo se cumplió, sino que se convirtió para Ortega en un aguijón que lo llevaría a él mismo a entregar lo mejor de sí. Durante toda la apoteósica temporada que tuvo Rincón el año pasado, el único torero que estuvo siempre midiéndosele y con éxito fue Ortega Cano. Torearon juntos en España y aquí protagonizaron un par de mano a manos, se llevaron cantidades de orejas, salieron juntos por la Puerta Grande en Madrid y, a estas alturas, se han convertido en buenos amigos-rivales. Los aficionados a los toros no pueden pedir más.


VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.