Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/1991 12:00:00 AM

Milagroso escape

Milagroso  escape Milagroso escape
LA CONOCIDA CORREDORA de seguros Maruja Iragorri, quien acaba de contraer matrimonio y está recién llegada de su luna de miel, pasó hace pocos días un terrible susto.
Estando en su finca de recreo en Guasca, dedicada con su familia a hacer uso de unos cuantos días de vacaciones, irrumpió en la casa -presumiblemente con la intención de secuestrarla- un grupo de hombres armados.
Cuando Maruja, quien en ese momento se encontraba en la cocina, se dio cuenta de lo que estaba sucediendo, tuvo la suficiente presencia de ánimo para escaparse por la puerta trasera y correr en busca de ayuda entre sus vecinos de vereda.
Camuflada de campesina y ayudada por personas de la región, la conocida empresaria recorrió en la noche varios kilómetros a pie hasta llegar al pueblo más cercano.
Cuando al poco rato la policía apareció en la casa, se encontró con que el marido, un hijo y dos sobrinos de Maruja estaban amordazados en el piso de la sala.
Pero a pesar de que el suceso incluyó un breve cruce de balas entre la fuerza pública y los cacos, afortunadamente toda la familia salió ilesa. Maruja Iragorri recobró la calma y regresaron todos a sus días de vacaciones.-

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.