Home

Gente

Artículo

La empresa especializada en taxidermia compartió el resultado en sus redes sociales.
La empresa especializada en taxidermia compartió el resultado en sus redes sociales. - Foto: Tomada de Instagram @chimerataxidermy

gente

Polémica: familia no quiso despedirse de su perro muerto y lo convirtió en tapete

Una familia quiso conservar el recuerdo de su mascota, por lo que decidió llevar a cabo el proceso de taxidermia.

El amor que una persona puede llegar a sentir por una mascota puede ser incalculable, por eso, cuando estos mueren, muchos suelen hacer uso de alternativas poco convencionales para que su recuerdo permanezca vivo.

Ante esto, una familia originaria de Australia decidió acceder a los servicios de una empresa dedicada a la taxidermista, conservación y conmemoración de mascotas.

La empresa Chimera Taxidermy, con sede en la península de Mornington, en Victoria, convirtió la mascota fallecida en un tapete para poder verlo todos los días. Luego, compartió el resultado del trabajo realizado con este Golden Retriever en las redes sociales, pero muchos usuarios criticaron y cuestionaron el hecho por ser algo “inusual”, incluso para algunos es extraño y perturbador.

“Hermoso Golden Retriever conservado como piel para su familia. Finalmente está listo para volver a casa”, fue la descripción que acompañó el video con el resultado en una publicación de Instagram, cuenta donde se muestran diversos trabajos por el estilo y a diferentes animales como gatos, aves, conejos y zorros.

El valor de este trabajo puede tener un costo de entre 35 dólares australianos (111.930 pesos colombianos) y los 400 dólares (1′279.200 pesos colombianos).

Las redes sociales se dividieron entre las personas que consideran esto como una “bonita” forma de recordar a una mascota, pero otros mostraron su descontento al respecto, asegurando que se trata de “maltrato”.

Ante las críticas, la dueña de la compañía encargada de la taxidermia respondió: “La piel ha sido curtida y convertida en cuero para que la piel no se caiga. Es decir, la piel permanecerá en buen estado por varios años”, afirmó Maddy, de 29 años, en charla con Yahoo News Australia.

Esta técnica se ha vuelto popular en los últimos años, pues es una forma de llevar el luto ante la pérdida de una mascota. Por eso, muchos recurren a la taxidermia -disecar a los animales para conservarlos en su estado más natural-.

Esta es la razón por la que hay que hacer un duelo cuando la mascota muere

Las mascotas, bien sean perros, gatos u otros animales domésticos, se convierten en parte de la familia y, desde el primer momento, el núcleo familiar gira en torno a ellos.

Al respecto, Fucsia dialogó con la doctora Diana Araque, psicóloga clínica, quien explicó un poco más sobre la importancia de hacer un duelo adecuado tras la pérdida de un animal de compañía, y en medio de la conversación hizo énfasis en que es normal que el perro o gato se convierta en parte de la familia.

Sin embargo, también reveló que en algunos casos el cariño empieza a ser demasiado, por lo que se genera un apego emocional que no es saludable ni para el humano ni para el animal. En el caso de las mascotas es más frecuente de lo que parece, pues dependen de su dueño, y él o ella son su única base segura de afecto y cariño, mientras que en el humano, según la experta, “el apego puede generar trastornos en el momento del fallecimiento del animal”.

También le puede interesar:

Asimismo, la experta hizo énfasis en la diferencia que existe entre una relación en la que hay solo un humano y su mascota, y las relaciones entre la mascota y varios integrantes de la familia, pues en este caso el apego es mucho menor.

¿Cuánto dura el duelo?

El duelo tiene un tiempo estimado de tres meses, que es lo “normal”; cuando dura más de este tiempo, la persona podría necesitar terapia psicológica, pues de lo contrario podría desencadenar depresión, más cuando es un niño, pues el vínculo es mucho mayor.

Por otro lado, al ser un miembro importante de la familia, el estado físico, emocional y de salud de la mascota afecta a los integrantes del núcleo familiar; “si una persona está preocupada por la salud de su mascota, no va a rendir de la misma forma. Nuestra sensibilidad con una mascota es bastante”, aseguró.