Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/22/1990 12:00:00 AM

POTENTE PATENTE

Tras un pleito de veinte años, un ingeniero desconocido obtiene los derechos sobre la invención del microprocesador.

POTENTE PATENTE POTENTE PATENTE
La sorpresiva decisión judicial ha conmocionado la industria de los computadores. Gilbert Hyatt, un desconocido ingeniero electrónico de Los Arigeles, obtuvo en una cate de los Estados Unidos el reconocimiento sobre la invención del chip semiconductor. Estos chips, conocidos como microprocesadores y microcontroladores, se hallan hoy en el corazon de millones de computadores personales y constituyen el elemento clave de prácticamente todos los aparatos electrónicos que se fabrican actualmente.

Luego de una batalla legal de dos décadas con la oficina de patentes de los Estados Unidos, Hyatt, de 52 años, ha logrado el reconocimiento sobre la propiedad intelectual de uno de los sistemas fundamentales de la tecnología moderna. Hasta ahora, la mayoría de los libros especializados daban el crédito de la invención del microchip al ingeniero Ted Hoff, quien mientras trabajaba en Intel Corporation, una compañía de California, lo desarrolló entre 1969 y 1971. La sentencia se basó en la demostración de Hyatt de que perfeccionó su invento en 1968, es decir un año antes. Lo cierto es que Hyatt trabajaba entonces en una efímera compañía, de la que era socio, Micro Computer Inc., cuyos mayores inversionistas eran precisamente los fundadores de Intel, Robert Noyce y Gordon Moore.
La firma desapareció cuando el inventor y sus socios capitalistas fueron incapaces de ponerse de acuerdo acerca de la forma de distribuir los derechos sobre su invención.
Noyce y Moore convirtieron a Intel en una de las mayores productoras de chips en el mundo. Y aunque Hoff todavía piensa que es el legítimo inventor, Hyatt señala: "Esto le dará ánimos a los inventores para defender sus inventos contra las grandes compañías".

Este quijote de la electrónica dejó el 1968 un trabajo bien remunerado para tratar de resolver el "problema de chip" en un laboratorio doméstico en la sala de su casa. Y utilizó todos los ahorros de su vida, que ascendían a diez mil dólares, hasta que finalmente logró idear un método para ensamblar una serie de pequeños componentes de computador en una tableta de silicio. "Tuve inconvenientes pero nunca tuve dudas" señala. A pesar de su investigación perseverancia, el año pasado ganó menos de 40 mil dólares como consulto aeronáutico y del espacio.

Aunque por el momento nadie -a excepción de los autores de la sentencia parece admitir que Hyatt sea el inventor del microprocesador, lo cierto es que la decisión de la corte ha causado revuela entre los expertos de la poderosa industria de los computadores y los abogados de patentes, pues sin duda dará lugar que se desaten largos y costosos procesos en los cuales las demandas de Haytí serán recusadas mediante todo tipo de argumentos técnicos o históricos. Hasta ahora los mayores ataques de quienes se niegan a admitir que sea el inventor del "single chip" es que Hyatt nunca aplicó su tecnología a un producto. Sin embargo, la unica forma de invalidar esta patente es que alguien pruebe que había desarrollado el sistema antes, aunque no lo hubiera patentado.

Mientras tanto, este inventor espontaneo y solitario que ha logrado obtener la paternidad sobre uno de los elementos claves de la electrónica, se ha convertido en millonario de la noche a la mañana. Aunque la decisión no tiene validez retroactiva, Hyatt podría reclamar regalías por las ventas de todos los productos que utilicen su tecnología en los próximos 17 años, lo cual incluye desde video grabadoras hasta calculadoras de bolsillo. Se estima que sóla por la utilización de su invento en el último año, Gilbert Hyatt podría recibir regalías por una suma cercana a los 200 millones de dólares.

Por ahora Hyatt se dispone a asociarse con una poderosa compañía que le ayude a hacer valer sus derechos. Sin embargo, dada su tenacidad para libral la batalla legal durante dos décadas y las ganancias que obtendrá por su patente, lo más seguro es que muchas empresas de computadores empiecen a buscar un buen arreglo en lugar de lanzarse a una pelea con Hyatt en una corte.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com