Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2000 12:00:00 AM

¿San Gaudí?

¿San Gaudí? ¿San Gaudí?
Pocos imaginaban que un arquitecto de ideas revolucionarias podría ocupar un lugar en la historia del catolicismo. Hace unas semanas seguidores del catalán Antonio Gaudí lo postularon para ser beatificado. Aunque sus edificios, como la Catedral de la Sagrada Familia, están entre los más hermosos del mundo el milagro con el cual van a demostrar sus méritos no tiene nada que ver con su profesión. Sus defensores sostienen que fue un verdadero milagro que el escultor japonés Etsuro Soto, al trabajar con Gaudí, se convirtiera del sintoísmo al catolicismo. La congregación para las Causas de los Santos dio ya la autorización de abrir el proceso.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
  • "Los procesos judiciales no han refutado mis pruebas sino que las han enriquecido": Petro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.